30′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

El arroz congrí es un plato tradicionalmente cubano y consiste normalmente en una mezcla de frijol negro o caraota negra y arroz blanco. Luego, cada quién y en cada hogar le dan su sazón personal y acostumbrada.

La receta de arroz congrí que aquí les dejamos es a base de lentejas y acompaña muy bien a cualquier tipo de carne.

INGREDIENTES:

  • 4 tazas de lentejas preparadas (también lo puedes hacer con caraotas negras)
  • 2 tazas de arroz blanco
  • 4 tazas de agua
  • 200 gr. de tocineta ahumada cortadita
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ pimentón (pimiento) rojo
  • comino molido a tu gusto
  • sal y pimienta a tu gusto
  • cilantro fresco para decorar

PREPARACIÓN DE LAS LENTEJAS:
Vamos a utilizar las lentejas ya preparadas y le vamos a dar más sazón, para que al mezclarlas con el arroz, tengas un congrí sensacional y lleno de sabor caribeño.

En una olla o caldero con tapa dora la tocineta ahumada cortadita en dos cucharadas de aceite de oliva. Agrega la mitad de la cebolla, el ajo y el pimentón cortaditos. Añade las lentejas preparadas y revuelve. Deja cocinar un rato. Rectifica los condimentos con comino molido, sal y pimienta a tu gusto. Si ves que las lentejas están secas y tienes caldo, añade un poquito y revuelve.

PREPARACIÓN DEL ARROZ BLANCO:
Lava el arroz.

En una olla con dos cucharadas de aceite de oliva, dora la cebolla cortadita restante. Añade el arroz y revuelve. Deja tostar por dos minutos.

Agrega cuatro tazas de agua y sal a tu gusto. Deja cocinar a fuego mediano y de vez en cuando revuelves para que no se pegue en el fondo de la olla.

Cuando el grano del arroz haya absorbido casi toda el agua, tapa la olla y apaga la hornilla.

Deja el arroz bien tapado y cocinando con el resto del calor que queda en la hornilla durante quince minutos. Al volver a destapar la olla, el arroz ya debe estar cocinado.

ELABORACIÓN DEL CONGRÍ:
Introduce el arroz calientito en la olla de las lentejas y revuelves bien hasta que tengas todo bien distrubuido. Deja cocinar a fuego muy bajo y tapado por un rato y si ves que el congrí está muy seco, agrega un poquito de caldo o de agua.

Antes de servir, rectifica la sazón con sal y pimienta a tu gusto.

Sirve y decora con cilantro fresco cortadito. Si deseas, le puedes añadir un hilito de aceite de oliva por encima.

Puedes acompañarlo con cualquier tipo de carne.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima  !!!

Etiquetado con →