Las brochetas se preparan normalmente utilizando pinchos de metal o también se emplean los pinchos de madera. Tú elegirás el tipo de pincho dependiendo de lo que vayas a preparar y en donde los vas a cocinar.

Aquí te dejamos algunos de los consejos que siempre tomamos en cuenta antes de hacer nuestras brochetas o pinchos:

  1. Cuando utilices los pinchos de madera, remójalos en agua durante 30 minutos antes de usarlos. Esto hará que no se quemen durante la cocción.
  2. Si prefieres utilizar los pinchos de metal que tienen más larga duración, trata de escoger siempre los de forma cuadrada o los retorcidos, ya que en ellos la comida permanecerá sujeta sin salirse.
  3. Para estar bien seguro de que no perderás los alimentos que tienes en los pinchos durante la cocción, utiliza dos pinchos en vez de uno solo. Cuida de colocarlos en dirección invertida y paralelamente.
  4. Combina los alimentos con el mismo tiempo de cocción en el mismo pincho. No debes mezclar langostinos y carne de res en el misma brocheta, ya que necesitan tiempos diferentes para estar cocinados.
  5. Una vez preparados tus pinchos, comienza con los que necesitan más fuego como son los de la carne de cerdo o de res y cuando éstos ya estén casi listos, sigue con los demás como lo serían los de langostinos, de pescado, de vegetales o de frutas.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!