Esta receta que llamamos Pasta con repollitos de Bruselas o Rosenkohl-Nudelfleckerln en alemán, es una adaptación de un plato tradicional de la cocina austriaca y de la cocina checa llamado “Nudelfleckerln” que no es más que pasta a base de huevos cortada en forma de cuadros o rombos acompañada de jamón, tocineta o bacon y algún tipo de col o repollo.

Para hacer esta receta más fácil, utilizamos pasta de lasaña que podemos comprar en cualquier supermercado.

PastaConRepollosBruselas

30′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

INGREDIENTES:
• 250 gr. repollitos de Bruselas frescos (no congelados)
• 300 gr. de pasta para lasaña
• 50 gr. de tocineta o bacon
• 2 cucharadas de aceite de oliva
• ¼ de cebolla mediana
• 1 diente de ajo
• sal y pimienta a tu gusto
• chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
• ½ granada para decorar

PREPARACIÓN:
Lava, limpia y deshoja los repollitos de Bruselas. Reserva.

Prepara un recipiente con agua fría con hielo. Reserva.

Hierve agua con abundante sal y cuando esté en ebullición, introduce las hojas de los repollitos de Bruselas. Deja que cocinen solo 2 minutos.
Saca las hojas de los repollitos de Bruselas del agua con la ayuda de una espumadera y los introduces inmediatamente en el agua fría con hielo. Esta técnica te ayuda a que la cocción se pare y las hojas no pierdan su textura y su color.

Parte la pasta para lasaña en trozos desiguales. En el mismo agua donde cocinaste las hojas de los repollitos, cocina ahora la pasta hasta que esté al dente. Sácala con la ayuda de una espumadera, la colocas en una fuente grande y la untas con aceite de oliva para que no se pegue. Te aconsejamos no echar aceite de oliva al agua, ya que éste solo flota en la superficie.

Corta la tocineta en cuadros de 1 cm. y la doras en un sartén sin nada de grasa. Añade la cebolla y el ajo cortados en brunoise. De ser necesario, añade un poquito de aceite de oliva. Luego, introduce la pasta cocinada, mezclas y agregas las hojas de los repollitos de Bruselas. Revuelve y añades pimienta y chili en escamas a tu gusto y rectificas la sal.

Corta la granada por la mitad y extrae sus semillas. Una manera muy fácil de hacerlo, es dándole golpes con un cucharón a la cáscara de la fruta. Debes hacerlo con cuidado, ya que salpica y el jugo mancha la ropa.

Sirve en un plato llano y a disfrutar de un plato muy sabroso.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!! o como se dice en alemán, ¡Guten Appetit und bis bald !!!

2 Responses to Pasta con repollitos de Bruselas (Rosenkohl-Nudelfleckerln)

  1. Oliver dice:

    Te felicito por el blog, la receta se ve genial y tiene muy buena presentación en la foto.
    Un saludo y te deseo mucho éxito en todo.
    Oliver

No te vayas sin dejarnos un comentario