cuchillos

Uno de los utensilios más importantes en la cocina es un cuchillo de calidad, ya que ésta es la herramienta básica y fundamental para cualquier cocinero. Su tamaño, forma y hoja puede variar según las preferencias del cocinero, sin embargo, la elección de un buen cuchillo dependerá del éxito de su trabajo.

TIPOS DE CUCHILLO:

  • Cuchillo cocinero o cuchillo de Chef: Es de hoja ancha y larga (20 a 25 cm.), de corte fuerte y estable, y con la punta afilada y puntiaguda. Es el más usado en las cocinas y se utiliza para muchas cosas, especialmente para limpiar alimentos y cortar, rebanar y picar verduras, hortalizas, frutas, carnes y pescados.

  • Cuchillo Santoku: Es de hoja ancha y afilada con alveolos antiadherentes. Tiene múltiples usos en la cocina y, de todos los tipos de cuchillos que existen, es nuestro preferido y es el que utilizamos siempre.

  • Cuchillo de verduras: Es pequeño, de hoja delgada, fuerte y puntiaguda. Tiene el filo liso y se utiliza para cortar y pelar verduras, frutas y hortalizas.

  • Cuchillo panadero: Es de tamaño mediano, con hoja delgada y muy fuerte. Tiene el filo ondulado, con el cual rompe la corteza del pan sin mucho esfuerzo y sin dañar su forma. Es perfecto para cortar panes, hojaldres y empanadas, igualmente, son muy buenos para cortar tomates y huevos cocidos.

  • Cuchillo montador o cuchillo de pelar: Son de tamaño pequeño, muy ligeros, con hoja corta y muy puntiaguda. Se utiliza para pelar frutas, verduras, tubérculos y hortalizas. Es perfecto para hacer trabajos decorativos.

  • Cuchillo deshuesador: Es de hoja delgada, medio larga, curva, con la punta afilada y puntiaguda muy estable. Se utiliza para deshuesar la carne.

  • Cuchillo jamonero: Es de hoja delgada, larga y flexible. Tiene un filo liso y se utiliza para cortar jamón y piezas de carne grandes.

  • Cuchillo chuletero: Es de hoja delgada, medio larga, puntiaguda y muy fuerte. Se utiliza para cortar chuletas y carnes con hueso.

  • Cuchillo para tomates: Es de hoja larga, posee una sierra ondulada muy afilada y una punta en forma de horquilla para pinchar las rodajas cortadas. Sirve para cortar los tomates y alimentos similares con cáscara dura o rígida sin destrozarlos, sobre todo si están maduros, y también es perfecto para cortar alimentos muy suaves como un huevo cocinado. Están diseñados para cortar en rodajas perfectas o gajos con un terminado precioso sin tener que hacer ningún tipo de presión, lo que hace que el alimento conserve su forma.

MATERIALES DE LOS CUCHILLOS:

Generalmente, los cuchillos que muchos tenemos en nuestras cocinas se fabrican en diferentes materiales:

  • Acero al carbono: Es una aleación de hierro y carbono. Actualmente, este tipo de material ya no está siendo utilizado en las cocinas, ya que se oxidan con facilidad.
  • Acero inoxidable: Principalmente es una aleación de hierro, cromo, niquel, vanadio y/o molibdeno y carbono. Es un material muy resistente a la corrosión y duran mucho tiempo, sin embargo, es difícil de afilar y de mantenerlo afilado.
  • Titanio: Son cuchillos hechos de titanio, por lo que son mucho más ligeros que los de acero inoxidable. Su afilado es mucho más complejo y complicado, por ser un material mucho más flexible y suave. Una gran ventaja, es que no añade sabores ni olores a los alimentos.
  • Cerámica: Son cuchillos que se mantienen siempre afilados, nunca se corroen, se limpian fácilmente, pero se rompen con facilidad y son bastantes caros.

MANGOS Y EMPUÑADURAS:

Por lo general, los cuchillos se diseñan y se fabrican con mangos y empuñaduras ergonómicas, para que se adapten a la mano del cocinero y permita tenerlos bien sujetados sin riesgos a que se nos resbalen.

Los materiales que se utilizan son, por regla general, de plástico, de madera o como los de última generación, que vienen fabricados en una sola pieza, donde el mango y la hoja son del mismo material.

En fin, existen infinidad de cuchillos en el mercado, solo tienes que encontrar el que más se adapte a ti y a lo que quieres hacer, lo importante es tener una buena herramienta de trabajo, que te brinde una faena sin dificultades y con resultados excelentes.

Recuerda que tener un cuchillo bien afilado no te corta, pero, tener uno mellado y sin filo, si que te puede lesionar.


Es muy importante cuidar tu herramienta de trabajo para que te dure por mucho tiempo y en este enlace te damos nuestros consejos para cuidar tus cuchillos de cocina.

Las tablas para cortar los alimentos son igualmente muy importantes en la cocina y las principales opciones que tenemos en el mercado son tablas de madera y las tablas de plástico, aunque también existen las hechas de mármol, cerámica y vidrio. Estos últimos materiales son muy lindos a la hora de decorar nuestra cocina, sin embargo, al ser tan duros, desafilan los cuchillos muy rápidamente y el riesgo de que el cuchillo se resbale al cortar es bastante alto. Así que para nosotros las opciones de madera o plástico son las más recomendables.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email