Rutabaga en salsa

30′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

Hoy compartimos una receta de familia muy fácil de hacer, super sana y riquísima de rutabaga en salsa.

La rutabaga, también conocida como colinabo, nabo de Suecia, nabicol, nabo suizo, nabo sueco, nabo alemán o nabo blanco, es una raíz redondeada en forma de bulbo fuente de fibra, vitaminas del complejo B y minerales como hierro, magnesio y potasio.

Este vegetal favorece la eliminación de líquidos, por lo que es ideal para cuando quieres perder peso. Así que si estás tratando de llevar una dieta sana para adelgazar y mejorar tu salud, este vegetal lo puedes incluir desde ya en tu dieta semanal.

Es una verdura de sabor un tanto dulzón muy versátil y muy fácil de consumir. Los puedes preparar al vapor, fritos, en puré, en salsa e incluso crudos, rallados en ensaladas. Sus hojas tiernas, contienen un valor nutricional superior al de los bulbos.

¡Prueba este vegetal y tendrás un nuevo aliado en tu dieta semanal!


INGREDIENTES:
  • 2 rutabagas medianas (aprox. 38 calorías/100gr.)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de cebolla cortadita
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • nuez moscada a tu gusto (opcional)
  • reserva las hojitas tiernas de las rutabagas para decorar

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.

Rutabaga en salsa


PREPARACIÓN:

Lava, pela y corta las rutabagas en cubos. No botes las hojas tiernas, solo lávalas y resérvalas para decorar tu plato.

Cocina las rutabagas al vapor hasta que estén suaves. Nosotros utilizamos una cesta plegable para cocinar al vapor, de esa manera cocinamos ayudando a conservar el sabor y los nutrientes de los alimentos.

Saca las rutabagas y reserva el líquido que quedó.

En otra olla, rehoga la cebolla cortadita en aceite de oliva hasta que esté traslúcida.

Espolvorea una cucharada de harina de trigo y mezcla. Deja cocinar por unos 4 a 5 minutos removiendo constantemente y cuidando de que la mezcla no cambie de color y no se peque del fondo de la olla.

Agrega poco a poco del líquido que te quedó de la cocción de las rutabagas, hasta que obtengas la consistencia deseada.

Introduce las rutabagas, mezcla y condimenta con sal y pimienta negra recién molida a tu gusto. También puedes rallar un poco de nuez moscada.

Antes de servir, decora con las hojitas tiernas del vegetal.

Nosotros acompañamos estas rutabagas con pavo a la plancha.

Nuestros consejos:
– Si te gusta, también puedes condimentar con nuez moscada.
– Puedes sustituir el aceite de oliva por mantequilla.
– Esta receta combina perfectamente con cualquier tipo de carne o de pescado.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email