Mermelada de tomate de palo, tomate de árbol o tamarillo 1
60′ ¦ 2 frascos de vidrio con sus tapas de aprox. 300 gr. c/u. ¦ dificultad

Esta mermelada de tomate de palo, tomate de árbol o tamarillo, como también se le conoce a esta fruta, es super fácil de hacer y es pura ricura tropical.

El tomate de árbol es una fruta con un valor nutricional bien alto, contiene mucha fibra y está cargada de vitaminas A, B, C y K. Igualmente es rica en minerales, en calcio, fósforo y hierro, y tiene bajo aporte calórico.

Su alto porcentaje en pectina ayuda a que las mermeladas, compotas y dulces elaborados con esta fruta espesen sin necesidad de tener que agregar ningún tipo de ingrediente adicional.

Generalmente, la piel de esta fruta es algo dura y amarga, por lo que se suele pelar antes de consumir. Sus semillas son también duras, por lo que es preferible extraerlas antes de comer.

Usualmente consumimos esta fruta en forma de jugos o batidos y se le añade azúcar para suavizar su sabor agridulce y a veces amargo.

¡Si tienes tomates de palo en casa y ya están maduros es momento de hacer esta mermelada!

!Tendrás un producto riquísimo y muy sano que le gustará a toda tu familia!


INGREDIENTES:
  • 1/2 Kg. de tomates de palo, tomate de árbol o tamarillos bien maduros
  • aprox. 250 gr. de azúcar
  • el jugo o zumo de 1/2 limón
  • 2 frascos de mermelada con sus tapas

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


Si quieres esterilizar los frascos y las tapas:

En una olla grande con abundante agua, hierve los frascos de vidrio y sus tapas durante unos 10 a 15 minutos. Sácalos del agua caliente y déjalos escurrir y enfriar boca abajo en una rejilla. NO seques los frascos por dentro con un trapo, esto evitará que entren bacterias.

Sin embargo, si vas a preparar la mermelada en poca cantidad y la vas a guardar en la nevera, no necesitas hacer este procedimiento, bastará con lavar los frascos y las tapas con abundante agua caliente y lavaplatos y dejarlos secar boca abajo.

Mermelada de tomate de palo, tomate de árbol o tamarillo 2


PREPARACIÓN:

Lava y pela la fruta. Nosotros lo hacemos generalmente con un pelador de papas convencional. Sin embargo, sabemos que esta fruta cuando está muy madura es difícil de pelar. Te enseñamos como lo puedes hacer muy rápidamente: Corta una cruz en la piel la fruta con la ayuda de un cuchillo bien afilado. Introduce la fruta en agua bien caliente por uno a dos minutos. Sácala e inmediatamente la colocas en agua bien fría. Verás como la piel se despega fácilmente y sin ningún tipo de esfuerzo.

Tritura la fruta con la ayuda de una batidora eléctrica hasta que obtengas un puré.

Pasa la fruta por un colador para extraer todas las semillas.

Coloca la pulpa de la fruta en una olla, añade el azúcar y dejas cocinar a fuego medio y destapado por unos 30 minutos. Remueve de vez en cuando. Verás como el azúcar se disuelve y la mermelada se comienza a poner brillante.

Agrega el jugo o zumo de medio limón y mezclas bien.

Para saber si la mermelada ya está lista, coloca una pequeña muestra de la mermelada en un plato llano y la llevas al congelador. Espera a que se enfríe, saca la muestra y prueba la consistencia. Si todavía está muy líquida, deja que cocine unos minutos más hasta que alcance la consistencia deseada. Repite la prueba tantas veces como desees.

Vierte la mermelada aún caliente en los frascos y cierras bien las tapas.

Deja enfriar bien antes de meterlos en la nevera.

Nuestro consejo:
Puedes aromatizar esta mermelada de tomate de palo, tamarillo o tomate de árbol con cualquiera de estas especias: canela, cardamomo, clavo de especia o clavo de olor, nuez moscada, anís estrellado, macis o bayas de enebro. Cualquiera de estas especias o condimentos que tengas a mano sintoniza muy bien, lo único que debes tener presente es que no debes echarle mucha cantidad para que el sabor de la fruta no se opaque.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email