Biscotti de pistachos, almendras y cranberry

1 hora 20′ ¦ 24 pedazos ¦ dificultad

Estábamos con ganas de comernos unos biscotti y pasaba el tiempo y nada que los preparábamos. Hasta teníamos ya comprados los cranberry y los pistachos y nada … Hasta hoy, POR FIN ¡!!!! LOS HICIMOS ¡!!! y quedaron divinos. He comido tanto que mañana cuando lleguen los invitados para el café no van a quedar ni para probarlos.

Estos biscotti de pistachos, almendras y cranberry son un acompañante extraordinario para un té o un café en la merienda y los preparas en un abrir y cerrar de ojos.

Agradecemos la inspiración al Blog de Susan S.


INGREDIENTES:

  • 50 ml. de aceite de oliva Virgen Extra
  • 175 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar vainillado o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 2 huevos medianos enteros
  • 225 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura química (tipo Royal)
  • ¼ cucharadita de sal
  • 100 gr. de cranberry (arándanos rojos deshidratados)
  • 125 gr. de pistachos sin concha y sin sal
  • 40 gr. de almendras

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Biscotti de pistachos, almendras y cranberry


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 150º C / 300º F (arriba y abajo).

En una sartén sin grasa tuesta las almendras.

Prepara una bandeja para hornos con papel antiadherente de cocina.

En un recipiente bate con la batidora eléctrica el azúcar y el aceite de oliva. Agrega los huevos enteros uno a uno sin dejar de batir. Añade el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla. Bate hasta que la masa no tenga grumos y esté brillante. Añade en tres etapas y con la ayuda de una espátula o paleta la harina de trigo, el polvo de hornear y la sal previamente cernidos. Mezcla bien todos los ingredientes. Integra en la masa los pistachos, las almendras y los cranberry (arándanos rojos deshidratados).

Divide la masa en dos partes iguales. Si la masa está muy pegajosa, humedécete la manos con agua y forma dos cilindros de aprox. 20 cm. de largo x 4 cm. de ancho.

Colócalos en la bandeja para hornos y hornea durante 40 minutos a 150º C / 300º F (arriba y abajo).

Saca los biscotti del horno y deja que se enfríen durante 15 minutos.

Baja la temperatura del horno a 140ºC / 275º F (arriba y abajo).

Corta los biscotti en rebanadas o rodajas de aprox. 1,5 cm. de ancho.

Coloca los biscotti ordenadamente en la bandeja para hornos sobre papel antiadherente y hornea nuevamente durante 30 minutos o hasta que al tocarlos sientas que están secos, duros y tienen un color dorado intenso.

Sácalos del horno deja que se enfríen bien para luego conservarlos en un recipiente hermético. Te durarán 2 a 3 semanas en perfectas condiciones.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email
Tagged with →