Comparte:

Bizcocho de manzana volteado

75′ ¦ 6 personas ¦ dificultad

Este bizcocho de manzana volteado es facilísimo, se prepara súper rápido y siempre te va a quedar bien.

Al hornear este bizcocho volteado, permite que la manzana quede caramelizada y riquísima, con ese toque de acidez que el limón le da y la dulzura del azúcar moscabada que se parece al caramelo, le brinda también ese color dorado brillante tan apetitoso.


INGREDIENTES:

  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente + 4 cucharadas para el molde
  • 4 cucharadas de azúcar moreno (azúcar moscabado)
  • jugo o zumo de ½ limón
  • 125 gr. de azúcar blanca
  • 3 huevos grandes a temperatura ambiente
  • una pizca de sal
  • 200 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear para repostería o levadura química para repostería (tipo Royal)
  • 4 cucharadas de leche a temperatura ambiente
  • 3 a 4 manzanas (depende del tamaño)
  • 1 molde de aprox. 22 cm. de diámetro que NO sea desmoldable

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Lava, pela y corta las manzanas en cubos de aprox. 1 cm. x 1 cm. Reserva.

Derrite 4 cucharadas de mantequilla en el microondas y luego la viertes dentro del molde. Esparce uniformemente.

Espolvorea 4 cucharadas de azúcar morena (azúcar moscabada) sobre la mantequilla. Cuida de que esté bien repartida.

Coloca los trozos de manzana encima del azúcar teniendo en cuenta de que queden uniformemente distribuidos.

Moja las manzanas con el jugo o zumo de limón. Reserva.

Tamiza la harina de trigo, el polvo de hornear o levadura química (tipo Royal) y la sal. Reserva aparte.

Bate con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, la mantequilla con el azúcar hasta que obtengas una masa bien suave. Agrega el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla. Añade los huevos uno a uno. Cuida de añadir cada huevo luego de que el anterior se haya integrado completamente.

Al final agrega los componentes secos previamente tamizados y ve intercalando con la leche. Mezcla solo hasta que los ingredientes se hayan integrado. La mezcla debe quedar brillante y homogénea.

Vierte la mezcla en el molde sobre las manzanas, alisa y nivela la superficie, y le das al molde unos golpecitos contra la encimera de la cocina para eliminar las burbujas de aire y para que la mezcla penetre bien por todos los rincones.

Lleva al horno y hornea por 45-50 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera, éste salga limpio.

Saca del horno y desmoldas muy cuidadosamente sobre una bandeja. Ten en cuenta de que la manzana debe quedar hacia arriba. Deja enfriar completamente.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!