Trencitas de aceitunas y queso parmesano

20′ ¦ 2 a 4 personas ¦ dificultad

Uffff, te llegó visita y como siempre, por Ley de Murphy lo único que tienes es una botella de vino tinto y nada más para ofrecer y eso que somos Foodies y me imagino que la gente piensa que tenemos la despensa y la nevera full de cosas ricas para degustar.

Nada, a prender el cerebro, que pa´ eso lo tenemos, comienzas a pensar y te acuerdas que tienes masa quebrada en el frigorífico, algunas aceitunas y un pedacito de queso parmesano.

La visita te habla, pero tú con la mitad del cerebro le respondes y con la otra te estás imaginando que hacer con lo que tienes. Ajá, listo ¡!!!, ya lo tengo, pides permiso y te lanzas como una gacela intrépida a la cocina y sin dejar que suenen los peroles y cacerolas comienzas a concebir algo super rico que luego quedará para la posteridad. Et Voilà ¡!!! Que rico huele y que sabroso está ¡!!!

Esta receta de trencitas de hojaldre, aceitunas y queso parmesano es muy fácil, rápida y sabrosa. Solo necesitas unos pocos ingredientes y tendrás un pasapalo delicioso para compartir con tus amigos.

Ahora a sentarte tranquilita a disfrutar de la visita y del momento, que instantes como éste, seguro que son pocos.


INGREDIENTES:

  • 1 lámina de pasta brisa o masa quebrada lista para extender (de una lámina te salen aprox. 7 trencitas). Eso depende de la cantidad de comensales que tengas y del hambre que traigan
  • 10 a 12 aceitunas verdes rellenas de pimientos
  • 10 a 12 aceitunas negras sin semilla
  • queso parmesano rallado la cantidad que desees
  • leche para pincelar las trenzas
  • sal y pimienta negra a tu gusto
  • una regla para medir

Trencitas de aceitunas y queso parmesano 2


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Corta las aceitunas en aros. Reserva.

Ralla la cantidad de queso parmesano que le quieras espolvorear encima a las trenzas.

Extiende la pasta brisa o la masa quebrada.

Con la ayuda de un cuchillo bien afilado y una regla, corta la masa en tiras de aprox. 1 cm. de ancho.

Elabora trenzas con las tiras. Hazlo igual como si estuvieras haciendo trenzas en el cabello. Cuida de que no te queden muy apretadas para que quede espacio para insertar luego las aceitunas fácilmente.

Coloca las trenzas sobre papel antiadherente para hornos y éste luego sobre una bandeja.

Inserta intercaladamente las aceitunas.

Barniza las trenzas con leche y esparce abundante queso parmesano por encima. Condimenta con sal y pimienta a tu gusto.

Hornea por espacio de 15-20 minutos o hasta que veas que las trenzas tienen un color dorado.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email