Comparte:

Torta de ciruelas

2 horas ¦ 4 a 6 personas ¦ dificultad

Llega el otoño y con él la temporada de ciruelas de todos los tipos, tamaños y colores. Es increíble, pero todos los mercados y supermercados están abarrotados de ciruelas bien frescas y muy baratas, por lo que hacer tortas, dulces, conservas y mermeladas se nos hace todo un disfrute a la hora de inspirarnos en la cocina.

Fue en mi primer viaje a Alemania donde comí por primera vez esta torta de ciruela que ellos llaman en alemán: Zwetschgenkuchen o Pflaumenkuchen y me enamoré perdidamente de su sabor y de su olor.

Esta torta es una base de masa de levadura extendida sobre una bandeja para hornos y cubierta con ciruelas. Es muy popular en verano y en otoño, y se conoce a lo largo de Alemania, Austria y Suiza con diferentes nombres de acuerdo a los dialectos que se hablan en las distintas zonas. En regiones del centro y norte de Alemania la llaman Quetschekuche, en el sur es conocida como Zwetschgendatschi, en otras partes la llaman Prummetaat o Prommetaat, en Austria la conocen como Zwetschkenfleck o Zwetschkendatschi, y aunque es muy común prepararla con Streusel, que es una mezcla grumosa de mantequilla, azúcar y harina, la receta original se sirve sin coberturas. Otras veces puedes encontrar recetas con la base hecha de masa quebrada. En fin, no importa como se llame, el caso es que es deliciosa.

Por supuesto que vamos a preparar esta torta de ciruelas con la receta de la abuela de mi querido esposo y les juramos que es sensacional.


INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 350 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 30 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de miel de abejas
  • 13 gr. de levadura fresca de panadería o ½ sobre (3 gr.) de levadura seca de panadería
  • ¼ cucharadita de sal
  • 30 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 125 ml. de agua tibia (nunca caliente)
  • 1 huevo grande entero a temperatura ambiente
  • 1 sobre de azúcar vainillado o ½ cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 1 chorrito de aceite para untar y dejar reposando la masa
  • 1 rodillo
  • 1 molde cuadrado de metal antiadherente de 24 cm. x 24 cm.
  • papel antiadherente para hornos (opcional)

INGREDIENTES PARA LA CUBIERTA:

  • 6 a 8 ciruelas rojas grandes
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • 4 a 6 galletas tipo María
  • mantequilla derretida para untar la superficie
  • 4 cucharadas de azúcar morena o azúcar moscabada (también puedes utilizar papelón o panela)
  • mermelada de albaricoques o melocotones para pintar las ciruelas

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN:

En un recipiente pequeño coloca la levadura fresca o la levadura seca, 1 cucharada de miel, 1 cucharadita de harina de trigo, el agua tibia (nunca caliente), revuelve bien y deja reposar por unos 10 a 15 minutos. Verás como la levadura empieza a tener actividad, comienza a crecer, genera bastante espuma y se convierte en una crema.

Mientras tanto coloca en un recipiente grande la harina de trigo tamizada, el azúcar, la vainilla, la mantequilla a temperatura ambiente, el huevo, la leche, la sal, la mezcla de levadura y con la ayuda de una amasadora eléctrica con varillas para amasar, integra todos los ingredientes y amasa durante 15 minutos a velocidad media. Verás como se formando una bola compacta. Saca la masa del recipiente y sigue amasando ahora con tus manos sobre una superficie limpia y enharinada. Si la masa se pega de la superficie donde estas trabajando, significa que está muy húmeda y debes agregar un poco más de harina de trigo hasta que te quede elástica y manejable.

Déjala reposar dentro de un recipiente untada con un poquito de aceite y tapada con film plástico de cocina en un lugar tibio durante 1 hora o hasta que haya doblado su volumen.

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Con la ayuda de un rodillo extiende la masa formando un cuadrado grande de 24 cm. x 24 cm. y de ½ cm. de grosor.

Prepara la fuente con papel antiadherente para hornos o simplemente la untas con un poquito de mantequilla.

Coloca la masa dentro de la fuente cuidando de que te quede lo más nivelada posible.

Pincela la masa con mantequilla derretida.

Tritura las galletas tipo María y las esparces uniformemente sobre la masa. Esto es importante para que absorba el líquido que puede salir de la fruta.

Lava y corta las ciruelas en trozos de aprox. 1 cm. de ancho y las vas colocando ordenadamente sobre la masa.

Esparce la nuez moscada y el azúcar moreno o el papelón sobre las ciruelas.

Lleva al horno y hornea por 30-35 minutos o hasta que veas que la masa está doradita por arriba y por debajo.

Saca del horno y pincela las ciruelas con mermelada de albaricoques o de melocotones.

Desmolda y deja enfriar un poco sobre una rejilla.

Sirve y acompaña con nata batida y una buena taza de café o de té.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!