2 horas ¦ 8 personas ¦ dificultad

Esta torta mármol o como se llama en alemán “Marmorkuchen” le gusta mucho a grandes y a chicos.

Acompañada con un buen té, con un café con leche o con un chocolate caliente es deliciosa y reconfortante.

Es muy fácil de hacer y siempre queda bien.

Hoy nosotros quisimos ponerle un toque de ralladura de naranja y realmente quedó muy sabrosa.

Vamos a la receta …

INGREDIENTES:

  • 375 gr. azúcar
  • 4 huevos separados
  • 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 pizca de sal
  • 1 sobre de azúcar vainillado o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 500 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 1 ½ cucharaditas de polvo de hornear o de levadura química (tipo Royal)
  • 250 ml. de leche
  • 2 cucharadas grandes de 100% cacao en polvo
  • ralladura de 1 naranja

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

PREPARACIÓN:
Precalienta el horno a 350°F / 180°C (arriba y abajo).

Prepara dos moldes para tortas rectangulares de 25 cm. x 11,5 cm. con papel de horno antiadherente o unta las paredes de los moldes con mantequilla y espolvorea con harina de trigo.

Separa los huevos.  Monta la clara de los huevos a punto de nieve y reserva aparte.

En un recipiente y con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, bate la mantequilla con el azúcar, la vainilla y la pizca de sal hasta que estén suaves. Verás como la masa se torna a un color más pálido.

Agrega las yemas una a una y sigue batiendo.

Añade poco a poco la harina de trigo y el polvo de hornear previamente cernidos y ve intercalando con la leche. Bate solo hasta que los ingredientes estén integrados.

Ahora con la ayuda de una espátula o dedo mágico, introduce la clara de huevo a punto de nieve y mezcla con movimientos envolventes y siempre en la misma dirección.

Divide la mezcla en dos partes iguales. En una parte agrega el cacao y revuelve hasta que éste se integre bien. En la otra parte de la mezcla añade la ralladura de la naranja y revuelve.

Coloca una parte de la mezcla blanca en el fondo de los moldes. Luego vierte encima la mezcla con cacao. Introduce un cuchillo en la masa y dibuja curvas para lograr que las dos masas se entremezclen.

Nivela la superficie de las tortas y le das unos golpecitos a los moldes contra la encimera de la cocina. Esto ayudará a eliminar las burbujas de aire que tenga la mezcla.

Lleva las tortas al horno y hornea por aprox. 70 a 90 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera, éste salga limpio. El tiempo de horneado dependerá del horno que tengas.

Espera unos 5 minutos antes de desmoldar.

Luego, desmoldas y las colocas en una rejilla para que se enfríen completamente.

No olvides que este tipo de bizcochos los puedes congelar sin ningún problema y de esa manera tendrás siempre un pedacito de cielo esperándote.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!