Comparte:

Pan de miel (Honigkuchen)

30′ ¦ 1 bandeja ¦ dificultad

Este fin de semana estuvimos visitando la Feria de la Miel y la Apicultura en la Casa de la Miel en El Sauzal, Tenerife. La flora tan privilegiada de esta isla y las largas temporadas de floraciones hacen que prácticamente todo el año las abejas puedan trabajar. Parece mentira que en un territorio tan reducido como el de Tenerife, se pueda recolectar gran variedad de mieles, las cuales son únicas e inmejorables en el mundo.

Existen mieles típicas combinadas o multiflorales de cumbre, de costa y de monte. Sin embargo, las más singulares son las mieles de la combinación de flores de brezos, o de castaños, o de tajinastes, en fin, cada región y cada altitud tiene su propio tipo de miel.

Para el pan de miel que hicimos hoy hemos utilizado la miel de castaños, la cual tiene gran temperamento, es de color pardo oscuro y tiene a su vez un sabor muy intenso y perfumado. Al probarla se perpetua un olor y sabor persistentes donde las notas amargas le otorgan mucha distinción. Es ideal para postres y carnes y se torna especial al degustarla con un queso Brie o Camembert.


INGREDIENTES:

  • 200 gr. de miel (nosotros utilizamos miel de castaños que compramos en la Casa de la Miel en Tenerife)
  • 100 gr. azúcar
  • pizca de sal
  • 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de agua
  • 1 huevo grande entero
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 500 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o de levadura química para repostería (tipo Royal)
  • 1 bandeja para hornos
  • papel antiadherente para hornos

PARA LA DECORACIÓN:

  • 100 gr. de azúcar glasé o nevazúcar
  • 2 cucharadas de jugo o zumo de limón

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 200ºC / 400°F (arriba y abajo).

En una olla calienta lentamente la miel, el azúcar, la sal, la mantequilla y el agua hasta que se hayan disuelto e integrado todos los ingredientes. Aparta de la hornilla y deja enfriar.

Cuando la mezcla ya esté fría, introduce el huevo, la canela molida y mezcla. Luego, poco a poco, agregas la harina de trigo y el polvo de hornear o levadura química (tipo Royal) previamente tamizados y mezcla con la ayuda de una espátula o de una cuchara de madera.

Sigue mezclando pero ahora con las manos. Ve amasando y si todavía la masa está pegajosa, rocía un poco más de harina de trigo y sigue amasando. La masa estará lista cuando al tocarla no te quede nada pegado a los dedos.

Coloca la masa sobre una bandeja de hornos preparada con papel antiadherente para hornos y la aplanas y extiendes cuidando de que te quede una superficie uniforme y nivelada, y tengas un grosor de aprox. 3 a 4 cm. Ahora, con la ayuda de un tenedor, abre huequitos y perfora la masa.

Lleva al horno y horneas durante 20 minutos.

Mientras el pan está en el horno, puedes ir mezclando el azúcar glasé o nevazúcar con el jugo o zumo de limón hasta que se forme una masa viscosa y bien espesa.

Saca el pan del horno e inmediatamente lo cubres con el baño de azúcar. Deja enfriar.

Córtalo en pedazos iguales de aproximadamente 3 cm. x 9 cm.

Cuando el pan de miel esté bien frío, guárdalo en un envase hermético.

Lo podrás disfrutar durante muchos días.

¡Y no te olvides de compartir esta receta con tus amigos !!!

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →