10′ ¦ 4-6 personas ¦ dificultad

Esta es la receta de la mayonesa casera que se prepara muy fácil y rápidamente. Sin embargo, existen muchas recomendaciones antes de preparar mayonesa en casa, ya que siempre debemos prevenir posibles intoxicaciones alimentarias que pudieran provocar la utilización de huevos crudos que estuvieran infectados por la bacteria de la Salmonella.

- Se precavido cuando prepares mayonesa en épocas calurosas.
Empezaremos por recomendarles que cuando prepares salsas que contengan huevo crudo durante épocas calurosas, debes tener mayor precaución, ya que el calor hace que si ya existen microorganismos dentro de la emulsión, estos puedan reproducirse muy rápidamente sintiéndose a gusto con la temperatura.

- Mantén muy limpia tu cocina.
Debemos mantener normas de higiene muy altas dentro de nuestra cocina. Como bien sabemos, éste es uno de los lugares más contaminados de nuestros hogares.

- Compra los huevos en establecimientos de tu confianza.
Si queremos preparar mayonesa en casa o cualquier oro tipo de salsa o receta que contenga huevos crudos, debemos en primer orden, comprar nuestros huevos en lugares que nos garanticen que los mismos están bien envasados, que su cáscara se encuentra en buenas condiciones, que están etiquetados adecuadamente, indicando siempre la fecha de consumo preferente.

- Guarda los huevos dentro de la nevera.
Una vez que compremos huevos, debemos conservar los mismos preferiblemente dentro de la nevera. Normalmente los huevos se encuentran en los supermercados fuera de la nevera, sin embargo, además de que los comercios usualmente están climatizados, los huevos se encuentran casi siempre en lugares muy cerca de las neveras para los congelados, donde tienen temperaturas más frescas que en el resto del establecimiento.

- Mucho cuidado al cascar los huevos.
Primeramente, NUNCA debemos cascar los huevos en el borde del recipiente que vamos a utilizar para preparar nuestra salsa y tampoco debemos separar la clara de la yema utilizando la cáscara del huevo. Tenemos que ser muy cuidadosos al momento de cascarlos para que no caigan cáscaras dentro del recipiente donde vamos a preparar nuestra salsa. Igualmente, los utensilios que vamos a usar deben estar perfectamente limpios y deben ser lavados inmediatamente después de su uso.

- Utiliza siempre jugo de limón y/o vinagre.
El uso de jugo o zumo de limón y/o vinagre en la receta de la mayonesa es para impedir que si existen bacterias o gérmenes dentro de nuestra emulsión, éstos no se reproduzcan. Se utiliza como método de prevención.

- Coloca la mayonesa en un envase hermético.
Una vez que tengamos la mayonesa preparada, debemos colocarla en un envase hermético, guardarla siempre dentro de la nevera, NUNCA a temperatura ambiente y recordar que debemos consumirla lo antes posible. Trata siempre de preparar la mayonesa unos minutos antes de comerla.

- Utilízala como base para otras salsas.
La mayonesa es una salsa que por sí sola añade un toque especial a muchos platos. También puede ser una base estupenda para preparar otras salsas. Teniendo la emulsión ya preparada, le puedes añadir tus propias combinaciones y aromatizarla como tu prefieras.

Aquí te dejamos algunas ideas para preparar mayonesas muy gustosas y apetitosas:

Mayonesa casera

INGREDIENTES:

  • 1 huevo entero
  • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • sal a tu gusto
  • 250 ml. de aceite de tu preferencia

Nuestro consejo: A nosotros nos gusta utilizar un buen aceite de oliva para añadirle sabor, aroma y perfume a la mayonesa. Sin embargo, si utilizamos solo aceite de oliva, la mayonesa tiende a amargar. Si eso no es de tu agrado, puedes variar las proporciones, sustituyendo parte del total del aceite de oliva con un aceite con sabor neutro como son los de girasol, canola, ajonjolí o maíz.

PREPARACIÓN:
Casca el huevo y viértelo en un vaso de batidora de mano. Agrega el jugo de limón, el vinagre de vino blanco, la mostaza, la sal y el aceite de tu preferencia.
Introduce la batidora de mano hasta el fondo del vaso y la haces que funcione a la velocidad más lenta. Sin levantar el brazo, esperas a que se forme la mayonesa en el fondo. Levantas lentamente y bates unos segundos más hasta que quede homogénea.

Cuando esté lista, las guardas en un envase hermético y lo llevas a la nevera. Recuerda que tiene huevo crudo y debes consumirla los antes posible.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!