Comparte:

2 horas ¦ 2 personas ¦ dificultad

¡Amigos hoy tenemos celebración !!! Es que la abuela cumple sus 70 primaveras y la hemos invitado a comer.

Tenemos que preparar algo bien especial y delicioso, de las recetas que uno no hace todos los días. Hemos decidido preparar como entrante esta deliciosa ensalada de calamares con mayonesa negra.

Esta ensalada tiene muchos detalles, sin embargo ha pasado a ser una de nuestras preferidas. Los sabores y texturas entremezcladas son muy agradables al paladar y solo necesitas una copa de un buen vino blanco y tus comensales favoritos para hacer de una comida algo que siempre recordarás.

Manos a la obra que tenemos muchas cosas que hacer y seguro que la abuela ya está en pie y camino a nuestra casa.

INGREDIENTES PARA LOS CALAMARES:

  • 500 gr. de calamares frescos
  • ½ litro de agua
  • 3-4 hojas de laurel
  • 1 cucharada de pimienta negra en granos
  • 5 pimientas guayabitas
  • ½ cucharada de cilantro en granos
  • ½ ají picante
  • 1 trozo de 2 cm. de jengibre
  • la cáscara de ¼ de limón
  • 1 cucharadita de sal

INGREDIENTES PARA LA MAYONESA NEGRA:

  • 1 huevo
  • ½ cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • sal y pimienta a tu gusto
  • 1 diente de ajo
  • 90 ml. de aceite de oliva Virgen Extra
  • 160 ml. de aceite de girasol, maíz o canola
  • 1 sobre de tinta de calamar

INGREDIENTES PARA LA VINAGRETA:

  • 4 cucharadas de cebolla morada cortadita en brunoise
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
  • ½ cucharadita de jengibre fresco rallado
  • ½ cucharadita de ralladura de limón
  • sal y pimienta a tu gusto
  • 1 tomate
  • 1 ciruela
  • 1 mandarina

DEMÁS INGREDIENTES:

  • 4 cucharadas de harina de trigo todo uso
  • ½ litro de aceite de oliva Virgen Extra

PREPARACIÓN DE LOS CALAMARES:
En una olla, calienta el agua junto con las hojas de laurel, la pimienta, la pimienta guayabita, el cilantro, el ají picante, la cáscara de limón, el trozo de jengibre y la sal. Deja cocinar tapado y a fuego lento por aproximadamente 30 minutos.

Mientras el caldo se va lucrando de todos los sabores de los condimentos, vamos lavando y limpiando muy bien los calamares.
Te enseñaremos como hacerlo:
Tira con mucho cuidado de los tentáculos para sacar los órganos internos del calamar. Retira el armazón o pluma transparente que hay dentro del cuerpo del calamar. Separa los tentáculos de la cabeza del calamar con la ayuda de una tijera. Desecha la cabeza con los órganos y reserva los tentáculos. Cuida que el piquito o boca del calamar también sea retirado. Reserva los tentáculos en la nevera.
Ahora corta los calamares en anillos y los colocas en un colador. Reserva también en la nevera.

Primero vamos a cocinar los anillos de los calamares:
Introduce el colador con los anillos de los calamares dentro del caldo durante 20-30 segundos. El tiempo dependerá del tamaño del calamar. Sácalos del caldo e inmediatamente los colocas y esparces en un plato llano y grande para que no sigan cocinando. Reserva y deja que enfríen.

PREPARACIÓN DE LA VINAGRETA:
Corta la cebolla en brunoise y la colocas en un recipiente grande. Añade el vinagre de vino blanco, el jengibre fresco rallado, la ralladura de limón, el jugo de limón, la sal y la pimienta a tu gusto, y revuelve bien. Agrega el aceite de oliva extra virgen en un hilito y sigue revolviendo. Verifica y rectifica la sazón. Reserva.
Aquí hemos utilizado un buen vinagre de vino blanco, que se caracteriza por tener un sabor poco especiado, dejando un sabor limpio y agradable al paladar. También usamos un excelente aceite de oliva Virgen Extra, el cual tiene un olor y un sabor bien frutado, el cual sintoniza muy bien con la ensalada, realzando su sabor.

Corta la ciruela en brunoise. Reserva una rebanada muy fina para la decoración.

Pela el tomate: Con un cuchillo bien afilado, haz un corte en cruz y lo introduces en agua hirviendo por un minuto. Lo sacas y verás como la piel se despega fácilmente. Nosotros utilizamos el mismo caldo de los calamares. Extrae el corazón del tomate y lo cortas igual que cortaste la ciruela.

Filetea la mandarina: Corta la parte superior y la parte inferior de la fruta como si fueran tapas. Coloca la fruta parada y comienza a cortar la concha junto con la piel blanca en forma de arco con un cuchillo bien afilado. Cuando hayas terminado, corta cuidadosamente las tajadas o filetes que están dentro de las membranas de separación de la fruta y ve sacándolas una a una.

Cuando tengas todo listo, incorporas a la vinagreta los calamares, la ciruela, el tomate, la mandarina, mezclas bien y reservas en la nevera.

PREPARACIÓN DE LA MAYONESA NEGRA:
Casca el huevo y lo viertes en un vaso de batidora de mano. Agrega el diente de ajo, el jugo de limón, el vinagre de vino blanco, la mostaza y los dos aceites. Nosotros utilizamos dos tipos de aceites, ya que al preparar mayonesa solo con aceite de oliva, ésta tiende a amargar. Puedes variar las proporciones de los aceites a tu gusto. Un buen aceite de oliva Virgen Extra le añade aroma y perfuma la mayonesa.

Introduce la batidora de mano hasta el fondo del vaso y la haces que funcione a la velocidad más lenta. Sin levantar el brazo, esperas a que se forme la mayonesa en el fondo. Levantas lentamente y bates unos segundos más hasta que quede homogénea.

Divide la mayonesa en dos partes. Una parte la guardas en un envase hermético y lo llevas a la nevera. De ésta manera, tendrás mayonesa lista. Recuerda que tiene huevo crudo y debes consumirla los antes posible.

A la otra parte de la mayonesa, le incorporas el contenido del sobre de tinta de calamar y revuelves hasta que esté completamente integrada. Guarda igualmente en un envase hermético y lo llevas a la nevera.

PREPARACIÓN DE LOS TENTÁCULOS DE LOS CALAMARES:
Coloca en un plato la harina de trigo. Enharina los tentáculos de calamar y sacudes el exceso.

Calienta en una olla el aceite de oliva. Para probar si el aceite ya está caliente, introduce el mango de una cuchara de madera en el centro de la olla y si ves que se forman burbujas alrededor, significa que el aceite ya está listo para ser utilizado. Introduce los tentáculos de calamar poco a poco y en varias tandas. Fríelos hasta que estén doraditos y crujientes.

Hasta ahora nosotros no habíamos utilizado aceite de oliva para frituras. Pensábamos que el aceite de oliva no era ideal para este tipo de preparación. Sin embargo, déjennos comentarles que nos ha encantado el olor que despide cuando empezamos a freír los tentáculos de los calamares. Estos quedaron crujientes por fuera y cocinados por dentro de una manera muy delicada dejándolos jugosos y plenos en sabor.

Sácalos del aceite y los colocas inmediatamente sobre papel de cocina para absorber el exceso del aceite.

Ahora si, es hora de emplatar e ir corriendo a la mesa a disfrutar de una ensalada tres estrellas Michelín hecha por tí.

Como la receta ha resultado ser una exquisitez, hemos decidido participar en el concurso de Cuquin Magazine patrocinado por Le Creuset.

¡No se lo van a creer !!!!!!! Esta fue la receta ganadora del concurso “Tú mejor receta con cítricos” publicado en la revista Cuquin Magazine – Núm. III, patrocinado por Le Creuset. Todavía estamos brincando en una sola pata !!!! Ahora a esperar a que nos llegue nuestro premio, nada más y nada menos que …, un lote de productos de esta famosa empresa, compuesto de: 1 cocotte, 2 espátulas de silicona y 3 mini cocottes de gres !!!

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →