90′ ¦ 6-8 personas ¦ dificultad

Seguimos en la onda de la calabaza, o auyama como se dice en Venezuela, y es que es tan, pero tan versátil, que con ella puedes preparar platos de todo tipo.

Como mañana vamos a visitar a mis suegros, quisimos hacer algo un poco atrevido y horneamos un mini bizcocho de calabaza y yogurt griego con aroma de macis y ralladura de naranja.

Esperamos que se queden con la boca abierta y con deseos de volverlo a comer.

Nosotros solo les decimos que el olor que hay ahora mismo en toda nuestra casa es sabrosísimo.

INGREDIENTES:

  • 260 gr. harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 2 cucharaditas polvo de hornear o levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita sal
  • ½ cucharada de macis molido (si no tienes, utiliza ½ cdta. de nuez moscada molida)
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos tamaño “L” a temperatura ambiente
  • 125 gr. de azúcar blanca
  • 125 ml. de yogurt griego natural
  • 200 gr. de puré de calabaza
  • la ralladura de ½ naranja
  • nosotros utilizamos para esta receta dos moldes de Kugelhupf de 16 cm. de diámetro, pero si no los tienes, utiliza 1 molde para bizcochos de aprox. 22 cm. de diámetro

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

PREPARACIÓN DEL PURÉ DE CALABAZA:

Unas horas antes de preparar el bizcocho:
Limpia, pela y corta la calabaza en trozos. Cocínala en agua sin sal hasta que esté suave por aprox. 20 minutos o hasta que al introducir un palito de madera, éste entre con suavidad.
Si lo deseas, también la puedes hornear durante 40 minutos o hasta que al introducir un palito de madera, sientas que la calabaza esta blanda.
Una vez cocinada, la trituras hasta que obtengas un puré. Cuida de que no te queden grumos.
Coloca el puré en un trapo limpio de cocina y exprimes todo el líquido posible. Reserva el puré en la nevera hasta que prepares el bizcocho. Este puré te dura hasta una semana en la nevera en perfectas condiciones.

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:
Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Enmantequilla y enharina el molde. Reserva aparte.

Muele el macis en un mortero con un poquito de azúcar. De esa manera, será más fácil hacerlo.

Tamiza la harina de trigo, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, la sal y reserva aparte.

Bate la mantequilla y el azúcar hasta que obtengas una mezcla que haya blanqueado y esté esponjosa.

Baja la velocidad de la batidora y comienza a añadir los huevos uno a uno, esperando a que uno se haya integrado completamente antes de agregar el próximo.

Añade la mezcla seca en tres tandas e intercala con el yogurt. Cuida de batir solo hasta que los ingredientes se hayan integrado.

Finaliza incorporando el puré de calabaza y la ralladura de naranja.

Vierte la mezcla en el molde previamente engrasado y enharinado. Dale al molde unos golpecitos contra la encimera de la cocina para eliminar las burbujas de aire, luego aplana y nivela la superficie.

Lleva al horno precalentado y hornea por aproximadamente 45 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o un palito de madera, éste salga limpio.

Saca del horno y espera unos 10 minutos antes de desmoldar.

Desmolda y deja enfriar completamente sobre una rejilla.

Antes de servir decora espolvoreando abundante azúcar glasé.

Lo puedes congelar sin ningún problema y descongelarlo cuando tengas deseos dulceriles.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!