Ensalada de pera y queso de cabra

30′ ¦ 2 personas (aprox. 635 calorías por ración) ¦ dificultad

El queso de leche de cabra se produce alrededor del mundo desde la antigüedad y sigue siendo a través de los miles de años uno de los productos lácteos más sanos que se elaboran.

Su técnica de preparación es tan simple y sencilla que conserva intactos sus componentes naturales, los cuales resultan ser una fuente importante de proteínas y de aminoácidos esenciales para nuestro organismo.

Este producto resulta ser muy recomendado para personas que son alérgicas a la proteína de la leche de vaca y para los que son intolerantes a la lactosa.

Mundialmente Francia, con más de un centenar de tipos diferentes de quesos de cabra, sigue siendo el país donde más se producen quesos de este tipo y en donde se garantiza que la producción de los mismos se realiza con métodos tradicionales. Sin embargo, no debemos dejar atrás a países como España, Italia, Austria, Suiza, Países Bajos, Alemania y Grecia, donde igualmente se producen quesos y yogures de mucho renombre.

La mejor época para encontrar un buen queso de leche de cabra es al final de la primavera y en verano, hasta los meses de octubre y tal vez noviembre. La calidad del queso depende siempre del alimento que las cabras consumen y esto será siempre favorable en los meses donde estas pueden alimentarse de pasto, arbustos y forrajes frescos.

Estando en pleno verano no podemos dejar de comernos un buen queso de cabra, por lo que hoy cenaremos con una ensalada de pera y queso de cabra bien fresca.


INGREDIENTES:

  • 2 peras de aprox. 160 gr. cada una
  • 200 gr. de lechuga romana o cualquier lechuga de tu elección
  • 100 gr. de queso de cabra suave
  • 200 ml. de vino tinto
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • 1 cucharada de azúcar para las peras + 1 cucharadita para la vinagreta
  • 2 rebanadas de pan de tu elección cortados en cubitos de 2 cm.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva para la vinagreta + 1 cucharada para los crutones (croûton en francés)
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharadita de miel de abejas
  • 1 cucharadita de mostaza Dijon
  • sal y pimienta a tu gusto
  • pimienta cayena o chili en escamas a tu gusto

COMENZAMOS CON LA PREPARACIÓN:

Lava, pela, corta la pera en cuatro y sacas las semillas. Reserva.

Calienta el azúcar en una olla y esperas a que comience a caramelizar. Cuando ya tengas el azúcar completamente disuelto y tengas caramelo, agregas el vino tinto con mucho cuidado. Verás que el caramelo se endurece, no te asustes, una vez que el vino se caliente el caramelo se volverá a disolver. Agrega las semillas de hinojo, introduce las peras y dejas cocinar a fuego lento y destapado durante 15 minutos. Está pendiente de mojar las peras y de darles de vez en cuando una volteada para que se empapen bien con el vino.


Mientras tanto vamos preparando la vinagreta:

En un recipiente coloca el vinagre, la mostaza, la miel, sal y pimienta a tu gusto y revuelve con la ayuda de un batidor. Agrega el aceite de oliva en un hilito y sigue removiendo enérgicamente hasta que consigas que la vinagreta emulsione. Prueba y rectifica el condimento a tu gusto. Reserva.


PREPARACIÓN DE LOS CRUTONES O CROÛTON:

En una sartencita con un poquito de aceite de oliva dora los cubitos de pan hasta que estén crujientes. Condimenta con sal y pimienta negra recién molida a tu gusto.


VAMOS A MONTAR LA ENSALADA:

Lava y corta la lechuga.

Adereza la lechuga con la mitad de la vinagreta cuidando que quede bien distribuida en todas las hojas.

Desmorona un poco el queso de cabra suave.

Coloca la lechuga aderezada en un plato, encima colocas las peras, el queso de cabra, los crutones y esparces el resto de la vinagreta encima de las peras y el queso.

Sirve y a deleitarse con una ensalada muy sabrosa y perfecta para cualquier ocasión.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima!

Print Friendly, PDF & Email