Pasta de castañas

2 horas ¦ 10 personas ¦ dificultad

Llega el otoño y con él la época de las castañas. Las podemos encontrar en los mercados desde el mes de octubre hasta el mes de diciembre.

Nosotros normalmente las hemos comido siempre tostadas en la sartén, sin embargo, esta vez queríamos probar algo diferente, así que nos pusimos a buscar nuevas opciones.

Aquí les dejamos nuestra versión de la receta de pasta de castañas que puede ser la base tanto para platos salados, como para platos dulces.

Cocidas resultan ser un producto muy aromático y apetitoso.

La preparación de las castañas como acompañamiento junto al pescado o la carne resulta muy agradable.


INGREDIENTES:

  • 1 kg. de castañas crudas (debemos tocarlas y comprobar que están duritas y que la cáscara tiene un color castaño o pardo bien brillante)
  • suficiente agua para cubrir las castañas
  • 3 cucharadas de sal

PREPARACIÓN:

Con un cuchillo haz un corte profundo en forma de cruz en la cáscara de la castaña. Es muy importante que hagas ese corte, ya que las castañas al calentarse suelen hincharse y estallar. No te imaginas el desastre que puedes hacer en tu cocina si no le abres la cáscara. Te aseguro que ningún rincón de tu cocina se quedará sin castañas. Te cuento que lo viví y no sabía si reírme o llorar al ver tremendo desastre. Desde entonces, nunca más se me ha olvidado.

Introduce las castañas en una olla, cúbrelas con agua con abundante sal y ponlas a cocinar a fuego medio durante 15 minutos.

Precalienta el horno a 350°F / 180°C (arriba y abajo).

Sácalas del agua, escúrrelas y llévalas inmediatamente al horno en una bandeja unos quince minutos o hasta que veas que la cáscara de las castañas se comienzan a encorvar. Cuida que no se tuesten las castañas por dentro. Pela las castañas todavía en caliente. Si la piel interior no se despega fácilmente, vuelve a introducir las castañas por unos minutos en agua caliente.

De este modo tendremos listas las castañas para preparar cualquier receta, para consumirlas así mismo o para congelarlas.


INGREDIENTES PARA LA PASTA DE CASTAÑAS:

  • 800 gr. de castañas peladas
  • 500 ml. de agua
  • 100 ml. de leche
  • 50 gr. de mantequilla
  • una pizca de sal

PREPARACIÓN DE LA PASTA DE CASTAÑAS:

En una olla cocina las castañas, ya sin cáscaras ni piel, tapadas con el agua, la leche y la pizca de sal a fuego lento durante una hora.

Retira la olla de la hornilla y deja enfriar un poco para después pasarlas a la licuadora o a la picatodo.

Agrega la mantequilla y tritura hasta que se forme una pasta homogénea. Si ves que la pasta está muy espesa, añade a tu elección, un poquito más de agua o de leche. Prueba y si necesitas aumentar el sabor, añade un poquito más de sal.

Esta pasta de castañas la puedes guardar en un envase hermético unos pocos días en la nevera y te servirá como base para preparar recetas tanto dulces como saladas. También te sirve como sustituto de la mantequilla en el pan.

Si piensas que no la consumirás en pocos días, puedes guardarla en un recipiente hermético en el congelador y la sacas un día antes de consumirla y la dejas en la nevera para que se descongele poco a poco.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email