Comparte:

Helado de banana (cambur, plátano)

20′ preparación, 6 horas de reposo ¦ 4 personas ¦ dificultad

¡Qué fácil es hacer helado en casa!

Ahora si que vamos a pensarlo bien antes de comprar helados en el supermercado, ya que los hechos en casa son realmente deliciosos y muy fáciles de preparar.

Este helado de banana (cambur, plátano) es muy sencillo y siempre queda muy sabroso.

¡Anímate a prepararlo en casa!


INGREDIENTES:

  • 3 bananas (cambures, plátanos) pequeñas o 2 grandes congeladas con su piel
  • ½ cucharadita de jugo o zumo de limón recién exprimido
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 ml. de agua
  • 200 ml. de nata líquida para montar o batir
  • 1 sobre de azúcar de vainilla o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • máquina para preparar helados (Alternativa sin máquina: En la nevera)

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN:

Un día antes (24 horas) de la preparación del helado, coloca el recipiente de la máquina para hacer helado junto con las bananas (cambures, plátanos) dentro de la congeladora. Las bananas al congelarse forman cristales que atraviesan las paredes de las celdas de la fruta, que luego al descongelarse hace que se obtenga una textura de mousse.

Al día siguiente, saca las bananas del congelador 45 minutos antes de comenzar a preparar el helado.

En una ollita pequeña mezcla 50 gr. de azúcar con 50 ml. de agua. Calienta a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva y obtengas un líquido denso. Aparta de la hornilla y deja enfriar el sirope de azúcar (simple syrup) completamente.

Introduce en el vaso de una licuadora las bananas (cambures, plátanos) peladas, el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla, el sirope de azúcar (simple syrup), el jugo o zumo de limón recién exprimido y tritura los ingredientes. Agrega la nata líquida y sigue batiendo hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.

Vierte la mezcla en un recipiente limpio, lo cubres con papel plástico para alimentos y lo llevas a reposar a la nevera por unas 4 a 6 horas.

Una vez pasado el tiempo, prepara la máquina para hacer helados montando el recipiente interno y el aspa. Ponla en marcha y mientras está andando vierte cuidadosamente la mezcla por el vocal de la heladora. Deja que la máquina haga su trabajo. Retira el helado de la heladora en aproximadamente 10-15 minutos o cuando veas que la mezcla está bien cremosa. Puedes comer el helado con esa consistencia o si deseas, lo puedes pasar a un recipiente hermético y llevarlo a la congeladora por un rato más para que endurezca un poco.

Si no tienes máquina para hacer helados, coloca la mezcla en un recipiente en la congeladora y remueve cada 10-15 minutos hasta que obtengas la textura deseada. No te garantizamos de que el helado quede como el que sale de una heladera, pero este procedimiento te puede ayudar.

Para servir el helado de banana tuesta y trocea finamente varias nueces. Forma en un plato llano grande varias camas de nueces y sitúa encima el helado.

¡Como siempre te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!