Comparte:

Pasta Mafaldine a la Gorgonzola

30′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

Esta pasta Mafaldine la compramos hace unos días en una tienda de productos meramente italianos y la queríamos preparar de una manera sabrosa y que el sabor de la receta nos llegara al espíritu. Pues lo conseguimos, que delicia!!

Les contamos que este tipo de pasta, la Mafaldine o también llamada Reginette, es una pasta en forma de cintas alargadas y planas con ambos bordes rizados o ribeteados. Estas ondulaciones o curvaturas en la pasta favorece a que las salsas se adhieran y se concentren mejor en ella. Claro que si no tienes la pasta Mafaldine puedes utilizar cualquier otro tipo de pasta en forma de cintas alargadas.

¡Que receta tan rica!, ¡Y como te sube la serotonina!


INGREDIENTES:

  • 250 gr. de pasta Mafaldine o cualquier tipo de cintas de pasta como tallarines o tagliatelle, pappardelle o fettuccine
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de harina de trigo todo uso
  • ½ taza leche
  • ½ taza de nata líquida o crema para batir
  • 1 diente de ajo completo
  • 2 cucharadas de queso gorgonzola o la cantidad que desees
  • sal y pimienta a tu gusto
  • tomillo fresco para decorar

PREPARACIÓN:

En una olla alta hierve abundante agua con un puñado de sal.

Cuando empiece a hervir, incorpora la pasta y remueve de vez en cuando. Para que te quede “al dente”, mantén el tiempo que indica el fabricante de la pasta en el paquete.

En una olla aparte, derrite la mantequilla e incorpora la harina de trigo. Remueve constantemente y cocina unos minutos. Cuida que la mezcla no cambie de color.

Añade la leche y la nata líquida y sigue removiendo hasta que la mezcla espese.

Aplasta el diente de ajo en su concha con la ayuda del costado de un cuchillo y lo añades completo a la mezcla.

Cuida que tengas una consistencia densa, pero no compacta, ni aglomerada.

Agrega el queso gorgonzola en pedazos y espera a que se derrita.

Condimenta con sal y pimienta al gusto.

Extrae el diente de ajo de la salsa antes de servir.

Cuando la pasta esté lista, escúrrela, la introduces directamente en la salsa y mezclas bien para que toda la pasta se impregne de la salsa.

Sirve y esparce tomillo fresco por encima.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!