Comparte:

Técnicas y consejos en amantesdelacocina.com

Existen varios métodos para probar si los huevos están frescos o no.

Aquí te damos varios consejos para comprobarlo:

  • Introduce el huevo en un vaso con agua; si el huevo está fresco se hundirá inmediatamente y queda en el fondo del vaso. Si NO esta fresco, verás como flota.

  • Otra prueba muy buena es, cascar el huevo en un plato llano; si la clara del huevo se comporta como agua, el huevo NO está fresco. En cambio, con un huevo fresco la clara se comporta totalmente diferente, se formará una masa gelatinosa y muy clara parecida a un cojín alrededor de la yema.

  • Otro de nuestros consejos es, mirar un huevo fresco contra la luz, verás que es brillante y claro.

  • Otra manera de probar si está fresco o no es oliéndolo y viendo su color. Si cascas un huevo y éste huele desagradable y tiene un color verdoso, es que no está fresco y no debes consumirlo.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!