Cocinar la carne en la parrilla o en la sartén son métodos muy parecidos. En ambos casos cocinamos a fuego muy alto para dorar la carne y crear una corteza color café donde se confina todo el sabor.

Cuando la estés cocinando NO le des demasiadas vueltas a la carne y no uses fuego muy bajo, ya que la carne se endurecerá y perderá sus jugos. Tampoco pinches la carne con un tenedor, trata de utilizar siempre pinzas sin puntas.

Cuando la carne ya esté en su punto y a tu gusto, bájala del fuego o de la hornilla y déjala “descansar o reposar” durante 5 a 10 minutos antes de cortarla. De esa manera, no perderás sus jugos, ni su sabor.

No se te olvide cortarla al contrario de la veta.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email