Comparte:

Pastelitos de hojaldre con tomate y queso de cabra

35′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

¡Esta receta de pastelitos de hojaldre con tomate y queso de cabra es sensasional!

La combinación dulce-salada les encantará.

Sirve como primer plato, para una cena ligera o para cuando te llegan invitados de sorpresa.

¡Anímate a prepararla y verás que tendrás en muy pocos minutos algo delicioso para degustar!


INGREDIENTES:

  • 1 paquete de masa de hojaldre
  • 2 tomates medianos rebanados
  • 4 cucharadas de mermelada de ciruela (La mermelada de ciruelas la puedes sustituir por mermelada de albaricoques o melocotón)
  • 6 cucharadas de queso de cabra suave
  • sal y pimienta a tu gusto
  • aceite de oliva para decorar

Pastelitos de hojaldre con tomate y queso de cabra 2


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 200ºC / 400ºF (arriba y abajo).

En el mercado encontrarás masas de hojaldre con diferentes grosores y tamaños. Si la masa que compraste tiene aprox. 2 mm. de grosor, debes utilizarla doble. Para esto corta la masa por la mitad, pincela una mitad de la masa con agua y colocas la otra mitad encima.

Luego, dependiendo del tamaño de la masa de hojaldre que tengas, córtala en 2 o 4 rectángulos.

Con la punta de un cuchillo bien afilado, corta la superficie de la masa a 1 cm. del borde a todo lo largo y ancho de cada rectángulo, de manera que te quede un borde, margen o recuadro  (imitando un paspartú*).

*Paspartú: del francés passe-partout (masculino): Orla de cartón, tela u otro material que se pone entre un dibujo, pintura, fotografía, etc., y su marco.

Extiende uniformemente mermelada de ciruela en cada rectángulo, dejando el recuadro libre.

Pastelitos de hojaldre con tomate y queso de cabra 3


Corta los tomates de rebanadas muy finas, colócalos como un abanico encima de la mermelada y esparce un poco de sal.

Agrega queso de cabra desmenuzado encima y condimenta con sal y pimienta negra.

Rocía con unas gotas de aceite de oliva.

Hornea durante 20 minutos o hasta que veas que la masa de hojaldre ha adquirido un color dorado intenso.

Saca del horno y disfruta de unos pastelitos riquísimos. Los puedes acompañar de una ensalada de lechugas bien frescas.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!