Quiche de espinacas y requesón de cabra

90′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

Como está haciendo tanto calor, preferimos preparar esta quiche de espinacas y requesón de cabra con la masa quebrada o la masa brisa ya lista para extender que venden en el supermercado.

No saben lo fácil, rápido y sabroso que estuvo nuestro almuerzo de hoy.

Esta receta no lleva nata, ni leche, ni mantequilla, solo el requesón, lo que la hace muy ligera.

Luego, cuando estaba listo y servido, lo bañamos con una vinagreta de mermelada casera de albaricoques y no se imaginan que sabroso estaba.

No nos pudimos quedar con solo un pedazo, tuvimos que repetir y repetir. Menos mal que quedó un triangulito …

¡Ahora veremos quién es más rápido esta noche a la hora de cenar … !!!


INGREDIENTES:

  • 1 paquete de 230 gr. de masa quebrada o masa brisa lista para extender (si no, abajo te damos nuestra receta de masa brisa)
  • 3 huevos
  • 300 gr. ricotta o requesón de cabra (también puedes utilizar requesón o ricotta de leche de vaca, lo que le dará un sabor más suave)
  • 450 gr. de espinaca congelada
  • nuez moscada a tu gusto
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
  • sal y pimienta negra a tu gusto

INGREDIENTES PARA LA VINAGRETA:

  • ½ cebolla mediana cortada en tiritas muy finas
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoques o melocotón
  • 3 cucharadas de jugo de limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta negra a tu gusto
  • cualquier hierba aromática fresca que tengas en casa o hierbas provenzales secas a tu gusto

Si no consigues la masa quebrada o masa brisa en tu supermercado o la quieres hacer tu mismo, aquí te dejamos los ingredientes y su preparación.

INGREDIENTES PARA LA MASA QUEBRADA O MASA BRISA:

  • 200 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo entero a temperatura ambiente
  • una pizca de sal
  • un pedazo de film plástico de cocina

PREPARACIÓN DE LA MASA QUEBRADA O MASA BRISA:

Esta es una masa muy sencilla y rápida de hacer, sin embargo, antes de comenzar con la receta queremos decirles que es muy importante no trabajar o amasar demasiado la masa para que no se vuelva una masa elástica.


Vamos a empezar…

En un recipiente, coloca la harina de trigo previamente cernida, la sal y mezcla bien los ingredientes. Forma un volcán con la harina y añade el huevo en el hueco, incorpora la mantequilla y comienza a unir los ingredientes con la ayuda de un tenedor. Verás como comienza a formarse una mezcla arenosa.

Ahora con las manos compacta la masa solo hasta que unas todos los ingredientes.

Forma una bola con la masa, cúbrela con film plástico de cocina y llévala a la nevera a reposar por una hora. Durante este tiempo los componentes de la masa se van a unir y formarán una masa homogénea.

Quiche de espinacas y requesón de cabra 2


PREPARACIÓN DE LA VINAGRETA:

En un recipiente mezcla la cebolla cortada en tiras muy finas, la mermelada de albaricoques o de melocotón, el jugo de limón, el aceite de oliva, sal, pimienta y las hierbas aromáticas frescas que tengas en casa.

Prueba la sazón para que esté a tu gusto.

Reserva hasta que tengas la quiche lista.


PREPARACIÓN EL RELLENO DE LA QUICHE:

Descongela las espinacas según las instrucciones de tu microondas y luego exprime bien y escurre todo el líquido que tenga.

Corta la espinaca a lo largo y a lo ancho.

Separa los huevos. Bate a punto de nieve las claras con una pizca de sal y reserva aparte.

En un recipiente mezcla bien el requesón con las yemas de huevo. Agrega la espinaca, agrega sal, pimienta, chili en escamas y nuez moscada a tu gusto.

Revuelve bien para que todos los ingredientes estén bien distribuidos.

Incorpora al final las claras de huevo batidas a punto de nieve e intégralas con movimientos envolventes y siempre en la misma dirección con la ayuda de una espátula

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).


Si vas a utilizar la masa quebrada o masa brisa lista para extender comprada, sácala de la nevera unos minutos antes de extenderla para que no se te rompa.


Pasada la hora, saca la masa que hiciste de la nevera y esparce un poquito de harina de trigo sobre un pedazo grande de papel antiadherente para hornos y comienza a estirar la bola de masa con un rodillo. Trata de trabajar rápidamente para que la masa no se caliente demasiado y se ablande.

Engrasa el molde con mantequilla.

Coloca la masa extendida en el molde y recorta la masa que sobresalga.

Esparce sobre la masa suficientes granos secos (garbanzos o lentejas) para que la masa no levante y hornea durante 15 minutos.

Saca la masa del horno, quita los granos secos, y vierte y extiende la mezcla de espinacas sobre la misma.

Hornea nuevamente durante 15-20 minutos o hasta que veas que el relleno ha cuajado y la masa quebrada tiene un color dorado intenso.

Espera unos cinco minutos antes de desmoldar.

Sirve y esparce un poco de la vinagreta sobre la quiche. Verás que le da un toque muy especial.

¡Que tengas buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email