Comparte:

Quiche de requesón, tomates secos y nueces

70′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

Hoy me metí en la cocina con muchas ideas en la cabeza. Ya sabía que quería hacer una quiche, pero todavía no estaba clara que ingredientes usaría. Me decanté por el requesón de cabra fresquito que había comprado ayer y me encontré en la nevera unos tomates secos preciosos que tenía guardados para un día especial. Día Especial ¡!!! Bueno, para mí un día especial es cuando siento que es Especial. Cuando me siento bien, cuando estoy feliz y agradecida por todo lo que tengo … Abrí la gaveta de los condimentos y comencé a componer. Para mí hacer una receta es como cuando toco la guitarra. Los sabores, igual que los tonos y acordes, me salen del alma y de la barriga, jajajajajaja, siiii, de la barriga … Les cuento que quedó muy sabroso. Por cierto, en el cuarto de al lado está mi media naranja comiéndose SU pedacito. Espero que el MÍO sobreviva al apetito insaciable de mi querido esposo … La mezcla de requesón, el tomate seco y las nueces sintoniza perfectamente.


INGREDIENTES:

  • 250 gr. masa quebrada o masa brisa congelada (si la deseas hacer casera, abajo te decimos como hacerla)
  • 300 gr. de requesón (nosotros utilizamos para ésta receta requesón de cabra)
  • 80 a 90 gr. de tomates deshidratados
  • 1 hoja de laurel
  • ½ cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 huevos enteros
  • 50 gr. de queso parmesano rallado
  • 50 ml. de nata líquida
  • ½ cucharadita de pimentón ahumado molido
  • orégano a tu gusto
  • hierbas provenzales a tu gusto
  • 50 gr. de nueces
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
  • sal y pimienta negra a tu gusto

ANTES DE COMENZAR CON LA PREPARACIÓN:

Una media hora antes de comenzar con la receta hidrata los tomates secos. En un recipiente hierve en el microondas dos tazas de agua con una hoja de laurel. Introduce los tomates deshidratados y cuida que estén todos bien cubiertos.

Saca la masa quebrada del congelador y descongélala 30 minutos antes de comenzar con la receta para que no se quiebre cuando la abras y la trabajes. Sigue las instrucciones del fabricante.


Si deseas hacer la masa quebrada, aquí te damos la receta:

INGREDIENTES PARA LA MASA QUEBRADA O MASA BRISA:

  • 125 gr. de harina de trigo todo uso
  • 1 yema de huevo
  • 75 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de agua (eventual)

PREPARACIÓN DE LA MASA QUEBRADA O MASA BRISA:

Antes de comenzar con la receta queremos decirles que es muy importante no trabajar o amasar demasiado la masa para que no se vuelva una masa elástica. Esta es una masa muy sencilla y rápida de hacer.

¡Vamos a empezar… !!!

En un recipiente, coloca la harina de trigo previamente cernida, la sal y mezcla bien los ingredientes. Forma un volcán con la harina y añade el huevo en el hueco, incorpora la mantequilla y comienza a unir los ingredientes con la ayuda de un tenedor. Verás como comienza a formarse una mezcla arenosa. Ahora con las manos compacta la masa solo hasta que unas todos los ingredientes. Forma una bola con la masa, cúbrela con papel plástico transparente de cocina y llévala al frigorífico a reposar por 1 hora. Durante este tiempo los componentes de la masa se van a unir y formarán una masa homogénea.

Precalienta el horno a 180˚C / 350˚F (arriba y abajo).

Pasada la hora, saca la masa del frigorífico y esparce sobre un pedazo grande de papel antiadherente para hornos un poquito de harina de trigo y comienza a estirar la bola de masa con un rodillo. Trata de trabajar rápidamente para que la masa no se caliente y se ablande.

Unta los bordes del molde con mantequilla. Coloca la masa extendida en el molde y recorta la masa que sobresalga.

Esparce sobre la masa suficientes granos secos (garbanzos o lentejas) para que la masa no levante y hornea durante 10-12 minutos.

Pasado el tiempo, sácala del horno y retira los granos secos.


PREPARACIÓN DEL RELLENO:

Saca los tomates del agua, escurre y córtalos en tiras finas (julianas). Deja 12-14 tomates enteros para decorar la quiche.

En una sartencita dora en aceite de oliva, la cebolla y el ajo cortados en brunoise hasta que estén traslúcidos. Aparta de la hornilla y deja enfriar un poco.

En un recipiente mezcla el requesón, el queso parmesano rallado, la nata líquida, los tomates rehidratados que cortaste, los huevos, el pimentón ahumado molido, las hierbas provenzales, el orégano, chili en escamas, sal y pimienta a tu gusto. Mezcla bien y cuida que todos los ingredientes estén bien distribuidos.

Vierte la mezcla sobre la masa quebrada. Adorna el quiche a tu gusto con los tomates que dejaste completos y las nueces. Ralla encima queso parmesano, espolvorea con pimienta y un poco más de hierbas.

Hornea durante 45 minutos o hasta que veas que la quiche está doradita en la base y en la superficie.

Saca del horno, desmolda y deja enfriar un poco.

La quiche es más sabrosa cuando está tibia, ya que los sabores de los ingredientes se entremezclan y puedes degustarlos mejor.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!