Comparte:

Mousse de berenjenas

60′ ¦ 4-6 personas ¦ dificultad

Esta receta de mousse de berenjenas siempre la hacemos en casa cuando celebramos ocasiones y reuniones especiales. Siempre me pasa lo mismo, que no acabo de ponerla en la mesa, cuando ya la gente se la ha comido toda y apenas me dejan probarla.

Es muy sencilla y la puedes preparar de un día para otro. Untada sobre un pedazo de pan ciabatta, en una tostada o en pan pita es deliciosa.

También la puedes utilizar como acompañante para cualquier tipo de carne a la plancha o a la parrilla.


INGREDIENTES:

  • 4 a 5 berenjenas medianas
  • aceite de oliva a tu gusto
  • 3 a 4 dientes de ajo
  • romero fresco
  • tomillo limonero fresco
  • orégano fresco
  • albahaca fresca
  • 2 a 3 cucharadas de semillas de ajonjolí
  • chili en escamas a tu gusto
  • sal y pimienta negra a tu gusto
  • papel antiadherente para hornos
  • papel aluminio

Mousse de berenjenas


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Lava las berenjenas, corta los dos extremos y la pelas a lo largo dejando 1 cm. de piel y 1 cm. pelado, haciendo rayas como si fuera una cebra.

Corta las berenjenas en rebanadas a lo largo de aprox. ½ cm. de grosor.

Lava y corta las hierbas frescas separadamente. Primero, vamos a utilizar el romero y luego, cuando la berenjena esté lista, le añadiremos el resto de las hierbas.

Corta los dientes de ajo muy finamente.

Prepara una bandeja grande para hornos con papel antiadherente para hornos, coloca la berenjena cortada, rocía aceite de oliva y frota las rebanadas de berenjena, cuidando de que todas queden impregnadas. Añade el romero fresco, el ajo, sal y pimienta a tu gusto y trata de distribuirlos muy bien en la berenjena.

Tapa la bandeja con papel aluminio y la lleva al horno por aprox. 30 minutos. De vez en cuando, levanta el papel de aluminio y remueves un poco las berenjenas.

Pasado el tiempo, saca las berenjenas del horno. Verás que están muy suaves, hechas una mousse y han adquirido un color marrón oscuro.

Con la ayuda de un tenedor, aplasta un poco las berenjenas y forma un puré. Si es necesario, ayúdate también cortando un poco con un cuchillo.

Cuando tengas el puré listo, añade el orégano, el tomillo limonero, la albahaca cortaditos, las semillas de ajonjolí y mezcla bien.

Finalmente, prueba y rectifica con sal, pimienta negra recién molida y chili en escamas a tu gusto y le agregas un buen chorro de aceite de oliva, el cual le añadirá un matiz frutado y especial a la mousse.

Coloca la mousse dentro de frascos herméticos y los llevas a la nevera hasta la hora de degustarla.

Sácala de la nevera unos 30 minutos antes de servirla.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!