Comparte:

Pimienta de Sichuán o Sechuán

El árbol de la pimienta de Sichuán o Sechuán es originario de la provincia de Szechwan en China y se conoce también como pimentero japonés, Fagara, Sansho, flor de pimienta, pimienta anís, pimienta china, pimienta marrón, pimienta de montaña o pimienta de limón, debido a su ligero sabor alimonado.

Aunque esta especia no pertenece a la familia de las pimientas, se le relaciona debido a su sabor picante. Sus frutos o bayas secas son redondas del tamaño de un grano de pimienta negra y son de color marrón-rojizo, aunque también se presentan con tonos rosados oscuros. A veces encontramos que dentro llevan una semilla negra. Sin embargo, esta especia se compone principalmente de las cáscaras abiertas y vacías que son las que poseen el mayor sabor.

Pimienta de Sichuán o Sechuán 2

El sabor y aroma de la pimienta de Sichuán es único y se desarrolla en cuatro etapas: En primer lugar, tiene una fragancia ligeramente floral con notas cálidas de madera, luego se comienza a desarrollar el picante, a continuación se siente un notable hormigueo o adormecimiento en el paladar y finaliza con un sabor a limón refrescante y duradero.

Esta especia forma parte de algunas mezclas orientales conocidas popularmente como “cinco especias” o “polvo cinco sabores” de la China, “siete especias” del Japón y en la mezcla del “curry” de la India, proporcionándole a estas exóticas composiciones, esa sensación de perdurabilidad y potencia.

En la cocina china y japonesa se utiliza especialmente para elaborar adobos, caldos, sopas, arroces, platos de fideos, pecados, carnes de cordero, ternera y cerdo, y también en carnes de aves como el pato.

Consejo especial:
Sintoniza divinamente si la añades a rodajas de melón o de sandía a la parrilla, también en ensaladas de frutas exóticas, y en la mezcla para hacer galletas de jengibre y especias, es sensacional.

Recomendamos que la tuestes ligeramente antes de utilizarla en tu receta, luego la muelas muy finamente y la agregues a tu comida siempre al final para que puedas disfrutar de todo su aroma y propiedades. Eso sí, se debe dosificar en pequeñas cantidades debido a su intenso sabor y aroma.

Como siempre recomendamos proteger y guardar las especias y condimentos en envases herméticos y bien protegidos de la luz y lejos de la humedad.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!