Comparte:

Ensaimada1

2 días ¦ 4 a 6 personas ¦ dificultad

La ensaimada o ensaïmada es una especie de pan hojaldrado de masa dulce elaborada con harina de trigo, prefermento, agua, azúcar, huevo y mantequilla, la cual es fermentada por largo tiempo, luego es horneada brevemente y decorada, una vez fría, con azúcar glasé o nevazúcar.

Este tipo de pan tiene una ligera similitud con la textura del croissant, ya que para su elaboración se necesita intercalar mantequilla entre capas de masa estiradas hasta la transparencia.

La ensaimada forma parte de la gastronomía de la isla de Mallorca en España y de sus fiestas y celebraciones, y a través de los años este producto a pasado a ocupar un lugar importante dentro de las recetas de repostería española.

De este tipo de bollo se conocen:

– La que no lleva ningún relleno y se denomina “lisa”, y usualmente solo se decora con azúcar glasé o nevazúcar.
– La que va rellena de cabello de ángel o de sobrasada.
– La que, una vez horneada y fría, se rellena con nata batida, con crema pastelera o con Nutella.

Cualquiera de sus versiones es divina y sublime al paladar.

¡Vamos a la receta que ya tenemos todos los ingredientes listos!


INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 300 gr. de harina de fuerza
  • 105 ml. de agua fría de la nevera
  • 90 gr. de azúcar
  • 1 huevo mediano
  • 30 gr. de prefermento (20 gr. de harina + 10 ml. de agua + 0,5 gr. de levadura de panadería)

ADEMÁS VAMOS A NECESITAR:

  • 50 gr. de mantequilla en pomada
  • film plástico de cocina
  • papel antiadherente para hornos para el horneado
  • aceite vegetal para estirar la masa
  • azúcar glasé o nevazúcar para decorar

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


PREPARACIÓN:

Prefermento:

Una noche antes, prepara el prefermento mezclando 20 gr. de harina + 10 ml. de agua + 0,5 gr. de levadura de panadería.

Integra bien todos los ingredientes y dejas reposar a temperatura ambiente y tapado con film plástico de cocina.


Mezclado, amasado y reposo:

En un bol coloca todos los ingredientes, menos la mantequilla, y amasas con la ayuda de una batidora eléctrica con varillas para amasar. Amasa hasta que obtengas una masa homogénea y brillante.

Coloca la masa en un recipiente pequeño ligeramente engrasado con aceite, la tapas con film plástico de cocina y la dejas reposar en la nevera por 1 a 2 horas.


Formado:

Unta con aceite vegetal una superficie limpia de aprox. 1 metro de largo por 60 cm. de ancho. Si no tienes esa superficie, divide la masa y trabaja por partes.

Saca la masa de la nevera y con la ayuda de un rodillo extiende la masa hasta alcanzar 1 metro de largo por 20 cm. de ancho, así como te mostramos en la foto número 1.

Unta toda la superficie de la masa con la mantequilla en pomada.

Ahora comienza a extender la masa con mucho cuidado. Comienza por los laterales y vas avanzando hacia el centro hasta que ésta quede lo más fina posible. Cuida de que la masa no se rompa. (Foto número 2).

Ensaimada3

Corta el borde de uno de los laterales, lo colocas en el lateral inverso y comienzas a enrollar la masa en forma de cilindro. (Foto número 2).

Verás que la masa tiende a encoger. Deja reposar por unos 15 a 20 minutos hasta que la masa pierda su elasticidad. (Foto número 3).

Ahora, comienza a estirar el cilindro de masa con mucho cuidado pero haciendo tensión hasta que obtengas un grosor de aprox. 2 cm. de diámetro.

Coloca la masa en forma de caracol o espiral sobre una bandeja previamente preparada con papel antiadherente para hornos. Cuida de que quede un espacio aproximado de unos 2 a 3 cm. entre la masa para que tenga espacio al fermentar. (Foto número 4).


Segunda fermentación:

Deja fermentar por aprox. 18 a 20 horas a temperatura ambiente. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente que tengas. Después de ese tiempo la ensaimada lucirá como en la foto de abajo.

Ensaimada4


Horneado:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Lleva la ensaimada al horno precalentado y hornea por 18 a 20 minutos.

Saca la ensaimada del horno cuando la superficie se torne ligeramente dorada. Es importante no hornear demasiado, debido a que tiende a quedar seca.


Enfriado y decorado:

Deja enfriar sobre una rejilla.

Antes de servir, espolvorea con abundante azúcar glasé o nevazúcar.

Nuestro consejo:
Las ensaimadas ya horneadas y frías las puedes rellenar con nata batida, con Nutella, con dulce de leche, con mantequilla y mermelada, y también quedan sabrosísimas si las rellenas con tomate, queso y jamón y luego las tuestas en la plancha o sanduchera hasta que el queso se derrita y se entremezclen los sabores.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!