PestoEspinacaNueces
20′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

Hoy preparamos una pasta con pesto de espinaca y nueces que se prepara muy fácil y rápidamente. Esta salsa tiene la ventaja que la puedes hacer y guardar en la nevera en un envase hermético por un par de días y la puedes utilizar para complementar muchos platos.

Usualmente la pesto se prepara, como lo expresa su nombre “pestare“, machacando y moliendo los ingredientes en un mortero. Sin embargo, hoy en día la hacemos utilizando un procesador de alimentos, lo que nos hace el trabajo más fácil y rápido.

Con el pasar del tiempo han nacido muchas variaciones de esta salsa, donde la fórmula tradicional que es: hierba + ajo + fruto seco + queso + aceite de oliva, es preparada al gusto del cocinero y del comensal con otro tipo de ingredientes.

La espinaca es un alimento compuesto en su mayoría por agua, es bajo en hidratos de carbono, rico en fibra y en nutrientes, lo que resulta muy beneficioso y saludable para nuestro organismo. Además es rico en vitaminas y minerales, sobre todo presentan niveles elevados de vitamina A, C y E, y es buena fuente de vitaminas del grupo B, de magnesio, hierro, potasio, sodio, fósforo y yodo.

La espinaca goza de todos sus beneficios si la consumes cruda y es ideal para cuando hacemos dietas para controlar el peso, ya que tiene muy poco valor calórico.

¡Recuerda que para mantenernos saludables debemos incluir frutas, verduras y hortalizas frescas en nuestro menú diario!


INGREDIENTES:

  • aprox. 350 gr. de espinaca fresca (también puedes utilizar espinaca congelada, sin embargo, el color verde de la salsa no será tan intenso)
  • 2 a 3 dientes de ajo
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 100 gr. de nueces
  • 100 gr. de queso parmesano rallado
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • un chorrito de jugo o zumo de limón
  • la ralladura de ½ limón
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto (opcional)
  • 200 gr. de espaguetis o tallarines (a 100 gr. por persona)

Tabla de calorías.


PREPARACIÓN:

Tuesta las nueces en una sartencita sin nada de grasa. Esto potenciará su sabor y su aroma.

Lava y seca las hojas de espinaca.

Ralla el queso parmesano.

Pela los dientes de ajo.

Trocea un poco las nueces y reservas unas cuantas para decorar.

Coloca en el vaso de una trituradora o procesadora de alimentos las hojas de espinaca, el ajo, las nueces y un chorrito de jugo o zumo de limón. Tritura los ingredientes.

Añade el aceite de oliva en un hilo y sigue triturando hasta que obtengas una salsa espesa.

Para finalizar, mezcla el queso rallado, la ralladura de limón y condimentas con sal y pimienta negra recién molida a tu gusto. Si te gusta el picante, añade chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto.

Si la deseas más rústica y tradicional también la puedes preparar en un mortero.

Mientras preparas la salsa, hierve agua con abundante sal y cocinas la pasta hasta que te quede “al dente” y siguiendo las instrucciones del fabricante del paquete.

Nuestra fórmula para cocinar pasta es:

100 gr. de pasta + 1 litro de agua + 10 gr. de sal.

Cuando la pasta esté “al dente”, la sacas del agua y la agregas directamente a un bol. Añades la pesto y mezclas bien.

Sirve, decora con las nueces que reservaste y disfruta de un plato muy fácil y rápido de preparar.

¡Una vez más les deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email