Comparte:

Waffles salados de papa
60′ ¦ 6 waffles o gofres grandes ¦ dificultad

Estos waffles salados de papa o gofres salados de patata son una opción deliciosa para acompañar platos salados, una ensalada o hacer un rico sandwich.

Seguramente tienes una wafflera o gofrera en algún rincón de tu cocina que tienes tiempo que no la utilizas. Pues ésta es la ocasión perfecta para sacarla, ponerla a funcionar y preparar algo bien fácil y sabroso que le encantará a toda tu familia.

Esta es una idea perfecta para la lonchera de los chicos cuando van al colegio. Prepara más cantidad de lo que necesitas, los congelas, los sacas al momento de comerlos y los descongelas rapidito en la tostadora. Si no, los sacas una media hora antes de comerlos y listo, ya que se pueden comer a temperatura ambiente.

Esta receta la puedes adaptar a lo que tengas en casa o a la época del año. Puedes sustituir la papa por zanahorias, batata, ocumo o calabaza (auyama), puedes añadir espinacas o acelgas, kale, brócoli o coliflor y tendrás una comida muy original y bien sabrosa.

También puedes re-utilizar las papas que te sobraron de la comida anterior y te aseguramos que tendrás una comida muy sana y nutritiva.

¡Anímate a preparar esta receta y cuéntanos como te quedó!


INGREDIENTES:
  • 350 gr. de papas grandes (aprox. 2 papas grandes o 3 medianas)
  • 350 gr. de harina de trigo todo uso
  • 1 1/2 cucharadita de polvo de hornear o levadura química de repostería (tipo Royal)
  • 60 gr. de queso amarillo Gouda o Edam rallado (si te gustan más intensos en sabor puedes utilizar queso Cheddar, parmesano o manchego)
  • 1 huevo grande batido
  • aprox. 200 gr. (3/4 de taza) de leche
  • 1/4 de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada rebosada de mantequilla
  • nuez moscada a tu gusto
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • 1 wafflera o gofrera

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


PREPARACIÓN:

Lava las papas y las cocinas completas con su piel hasta que estén blandas.

Mientras tanto, corta la cebolla y los dientes de ajo finamente y los sofríes en un poquito de aceite de oliva hasta que estén traslúcidos. Apartas de la hornilla y añades la mantequilla para que se vaya derritiendo. Deja que se enfríe un poco.

Saca las papas del agua, las pelas y las pasas por una prensa de papas. Si no tienes prensa, las puedes triturar con un tenedor o un aplastador de papas.

Coloca todos los ingredientes secos en un recipiente grande y los mezclas, añades los ingredientes húmedos y sigues mezclando con la ayuda de una paleta o de un batidor de mano. No agregues la leche de un solo golpe, ve añadiendo a medida que vayas viendo la consistencia de la masa. Te debe quedar un masa bien espesa.

Condimenta con nuez moscada, sal y pimienta negra recién molida a tu gusto.

Calienta tu wafflera o gofrera según las instrucciones de tu artefacto.

Coloca la masa en la wafflera o gofrera siguiendo las indicaciones de tu aparato.

Nosotros cocinamos los waffles o gofres aprox. 6 a 8 minutos. Esto puede variar dependiendo del artefacto que estés utilizando.

Cuando estén listos los vas colocando uno sobre el otro para que los que estuvieron listos primero se mantengan calientitos hasta que termines de cocinarlos.

Nuestros consejos:
1.- Prepara más cantidad de lo que necesitas, los congelas, los sacas al momento de comerlos y los descongelas rapidito en una tostadora.
2.- También los puedes sacar del congelador una media hora antes de comerlos y listo, ya que se pueden comer a temperatura ambiente.
3.- Puedes sustituir la papa por zanahorias, batata, ocumo, ñame o calabaza (auyama).
4.- Puedes añadir espinacas o acelgas, kale, brócoli o coliflor, zanahoria rallada, etc.
5.- Puedes utilizar el puré de papas que viene envasado y listo.
6.- Si los quieres con sabor más intenso, puedes utilizar un queso más fuerte como el manchego o el parmesano.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima!