La panna cotta es un postre tradicional italiano que significa “nata cocida”.

Nuestra versión es a base de yogurt y solo utilizamos 20% de nata, esto la hace un postre muy ligero.

20′ preparación, 6 horas nevera ¦ 4 personas ¦ dificultad

INGREDIENTES:

  • 400 gr. yogurt natural
  • 100 gr. nata líquida para batir bien fría
  • 1 sobre de azúcar de vainilla o extracto de vainilla a tu gusto
  • 3 láminas de gelatina sin sabor (12 láminas son 20 gr. que gelifican 1 litro)
  • 50 gr. azúcar
  • 2 naranjas y la ralladura de una sola

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

PREPARACIÓN:
En un recipiente pequeño remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que se hinchen y ablanden.

En otro recipiente y con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, monta la nata.

En un tercer recipiente, mezcla el yogurt con el azúcar y la ralladura de una naranja. Cuida que solo se use la parte anaranjada de la naranja y no la parte blanca, ya que el postre se puede amargar.

Exprime el jugo de media naranja y lo calientas en una ollita. Escurre la gelatina y la agregas al jugo caliente y esperas a que ésta se disuelva. Es importante que la gelatina no hierva.

Ahora, agrega parte de la mezcla de yogurt a la mezcla de gelatina para ir temperando la mezcla. Esto es importante ya que si se agrega la gelatina caliente a la mezcla, ésta se endurece de inmediato y la masa no quedará homogénea. Integra el resto de la mezcla de yogurt y revuelve bien.

Agrega la nata montada en tres etapas y mezcla con movimientos envolventes hasta obtener una masa homogénea.

Vierte la mezcla en cuatro ramequines o moldes pequeños. Llévalos al frigorífico por aprox. 6 horas para que la pana cotta se endurezca. Es preferible hacerla de un día para otro.

PARA LA DECORACIÓN:

  • ½ taza de mirtilas o arándanos frescos o congelados
  • jugo de ½ limón
  • 4 cucharadas de crema de Casis
  • 2 cucharadas de azúcar

PREPARACIÓN:
En una olla pequeña deja caramelizar el azúcar. Cuando el azúcar ya esté totalmente disuelta y caramelizada, añade la crema de Casis y las mirtilas o arándanos. Deja cocinar por unos 3 minutos y al final agregas el jugo de medio limón. Aparta de la hornilla para que se enfríe y reserva hasta emplatar.

PARA EMPLATAR:
Filetea el resto de las naranjas y colócalas en forma de estrella en un plato llano grande.

Sumerge los moldes con la pana cotta en agua caliente por unos segundos para poder sacarlos del recipiente fácilmente.

Coloca la panna cotta en el centro del plato y rocía la salsa de mirtilas encima.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!

Etiquetado con →