Nuestros consejos para hornear muffins

Estos ponquesitos o quequitos o cupcakes o muffins o magdalenas como les llamamos a esta delicia culinaria, han pasado a ser una de las piezas favoritas de todos los amantes de la cocina y es que no es de extrañar, ya que se hornean de manera muy rápida y lo podemos degustar más rápido aún.

Se pueden preparar dulces o salados y no hay límite a la imaginación para que cada quién encuentre su combinación favorita.

Te vamos a mostrar lo que se necesitas saber para garantizarte el éxito cuando los prepares.


Horneándolos en los moldes de papel: Utilizando los moldes de papel que encuentras en varios tamaños, en múltiples colores y estampados y en cualquier supermercado o tienda especializada en menaje y utensilios de cocina, puedes hornear los típicos muffins. No necesitas engrasar previamente los moldes de metal y cuando ya estén horneados y listos, los desmoldas sin hacer el menor esfuerzo, estando siempre seguro(a) que estarán tal y como los sueñas.


Horneándolos en moldes de metal engrasados: Utiliza los moldes de metal especiales para muffins y para que no se te peguen al momento de hornearlos, engrásalos con mantequilla, margarina o aceite, todo dependiendo de la receta que estés preparando y luego espolvoreas un poco de harina de trigo, chocolate, pan rallado, coco rallado, ajonjolí, azúcar, en fin depende también de tu receta.

Un consejo que te damos: Si quieres ahorrar aceite y lo quieres distribuir de una manera óptima, guárdalo en un pulverizador de bomba y verás que rápido se te hace la tarea. Estos atomizadores los compras en cualquier supermercado en el área de menaje y utensilios de cocina.


Horneándolos en moldes de silicona o moldes antiadherentes: Este tipo de moldes no necesitan estar engrasados y enharinados para hornear. Cuando tus cupcakes o muffins estén listos, sácalos del horno y los dejas enfriar completamente para luego desmoldar. Esto pasará en pocos minutos, ya que el material se enfría rápidamente.


Horneándolos en tazas de café: Los muffins también los puedes hornear en tazas de café. Es una forma muy original, delicada y preciosa para presentarlos a tus comensales dentro de la misma taza y sin desmoldarlos. Eso sí, antes de hornear los muffins debes engrasar y enharinar las tazas para que no se te peguen.


– ¿Después de horneados, congelados?: ¿Horneaste los muffins y te sobraron algunos y no sabes que hacer para no perderlos? Pués no hay problema, ¡congélalos !!! Solo debes refrigerarlos sin la cubierta, ni el decorado y los puedes descongelar en el momento que los quieras comer. Sácalos unas horas antes de servirlos o llévalos unos minutos al microondas utilizando siempre la opción de “descongelar”.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email
Tagged with →