¿Quieres comerte algo sabroso, que lo prepares rápido, que sea fácil y que tengas la posibilidad de tener todos los ingredientes en casa? Bueno, estos muffins de banana, chocolate y nueces son una opción que entra dentro de todas estas exigencias, porque estamos más que seguros que tú también tienes todos esos ingredientes en casa.

Prueba hacerlos y verás que son preciosos, sabrosos y son exactamente lo que te habías imaginado cuando te dieron las ganas de comer algo dulce.

Vamos a la cocina que llega la hora de la merienda y no tengo nada para aplacar el antojo de algo rico y dulce.

MuffinBananaChocolate

35′ ¦ 12 muffins ¦ dificultad

INGREDIENTES:

  • 2 bananas grandes o 3 bananas pequeñas bien maduras
  • 125 ml. de mantequilla derretida
  • 2 huevos
  • 250 gr. de harina de trigo todo uso
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar vainillado o ½ cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o de levadura química (tipo Royal)
  • 150 gr. de gotas de chocolate o chocolate negro troceado
  • 70 gr. de nueces troceadas
  • moldes para muffins o cupcakes
  • cápsulas de papel para los moldes

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 200ºC / 400ºF (arriba y abajo).

Prepara los moldes con sus cápsulas de papel.

Derrite la mantequilla en el microondas.

Machaca las bananas con un tenedor.

En un recipiente, mezcla, con la ayuda de un batidor de mano, la mantequilla derretida, el puré de bananas, los huevos, el azúcar, el azúcar vainillado o la esencia o extracto de vainilla.

Agrega la harina de trigo, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear o levadura química previamente tamizados y mezcla todo hasta que esté bien integrado.

Añade el chocolate, las nueces troceadas y mezcla todos los ingredientes hasta que los tengas bien distribuidos.

Vierte la mezcla en los moldes y recuerda de no llenarlos hasta arriba, ya que la mezcla necesita espacio para elevarse y expandirse. Llena alrededor de dos tercios del molde para garantizar que la mezcla no se desborde a la mitad de la cocción.

Lleva al horno precalentado por aproximadamente 20 a 25 minutos, o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera, éste salga limpio.

Saca del horno y desmolda inmediatamente.

Recuerda que siempre tienes la posibilidad de congelarlos y sacarlos cuando te entre el antojo de dulce.

¡Una vez más les deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!