Molde de silicona o de aluminio

El molde es un utensilio indispensable en cualquier cocina. Sin embargo, a la hora de elegir uno, tenemos tantas opciones en el mercado, que la elección se nos hace un tanto difícil.

Tenemos que elegir el que más se adapte a nuestra receta, y además, escoger entre una amplia gama de formas, tamaños y materiales que existen actualmente en el mercado.

Como todo, cada material tiene sus ventajas y sus desventajas e igualmente, todo dependerá de la opción que tu prefieras a la hora de preparar una receta y de la calidad que compres. Por supuesto, mientras el molde o fuente sea de mejor calidad, más éxito tendrás con el producto final.

Hoy hemos querido indagar un poco en el horneado de pan utilizando diferentes moldes y hemos dividido la masa en dos partes iguales:

  • una parte la hemos horneado en un molde de aluminio convencional marca blanca,
  • y la otra parte la horneamos en un molde de silicona Plum-Cake / Flexi Twist de Pyrex.

A nuestro juicio, aunque ambos resultados han sido excelentes y el pan en ambos moldes se ha horneado uniformemente y han quedado iguales en textura, consistencia y sabor; con el molde de silicona ha sido más cómodo trabajar.

¿Porqué …? Porque, tienes que engrasar muy poco, no tienes que colocar papel antiadherente para hornos, desmoldas en un santiamén, sin quemarte y sin que el pan se quede pegado, y finalmente el molde se enjuaga rápidamente con agua y un poquito de jabón.

Molde de silicona o de aluminio - Resultado de pan horneado


Actualmente, somos muchos los que apreciamos los moldes de silicona a la hora de hornear y es que las ventajas son muchas frente a los moldes tradicionales.

Este material es muy versátil, ya que lo puedes meter en la congeladora, en la nevera o frigorífico, en el horno y también en el microondas. Soportan temperaturas de -40ºC a +240ºC. Son facilísimos de limpiar y también son aptos para lavar en el lavaplatos o lavavajillas.

Molde de silicona o de aluminio - Resultado de pan horneado 2


Estos moldes solo necesitan un poco de grasa a la hora de utilizarlos y hornean de manera uniforme. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que muchas veces no son fáciles de manejar, ya que son muy flexibles y se pueden voltear en cualquier momento si uno no está 100% atento de lo que está haciendo. Es importante saber, que este material se pone muy caliente, por lo que es necesario utilizar guantes de cocina a la hora de sacarlo del horno. Sin embargo, se enfrían muy rápidamente. Además estos moldes son muy fáciles de guardar porque al ser flexibles te permite optimizar el espacio en tus armarios y gabinetes.

Actualmente existen en el mercado una amplia gama de formas, tamaños y colores de estos moldes, por lo que no tendrás nunca problema de encontrar el que te convenga.

Para hacer helados en el congelador o gelatinas en la nevera son ideales, ya que los puedes desmoldar con mucha facilidad.

Debemos escoger siempre el de mejor calidad para obtener éxito en la receta que estamos preparando y para eso tenemos que estar atentos a que los fabricantes utilizan diferentes grados de silicona en la manufactura de los moldes o fuentes, y los mejores son los que tienen el 100% de silicona.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →