BuchtelnAzafran1

90′ ¦ 12 pancitos ¦ dificultad

Estos panecitos dulces o bollos dulces que hoy les presentamos, también llamados “Dumplings” en inglés o “Buchteln” en alemán, entre muchos otros nombres, son unas bolas de masa de levadura dulce horneada, muy parecida a la textura y suavidad de la masa de un pan brioche, que pueden ser rellenas con mermelada de ciruelas o con la fruta de la ciruela, también con semillas de amapola, con requesón o con mermelada de albaricoques; o simplemente sin relleno, acompañadas de alguna salsa de vainilla caliente o del almíbar de alguna fruta de la estación. Eso si, siempre se comen aún calientes y uno nunca se come un solo “Buchtel”.

Son tradicionales en la cocina checa, en la de Suabia, Baviera, en la Húngara y también en la de Austria, y es por eso que este rico postre nunca falta en nuestra mesa, ya que como todos saben, mi media naranja es de Suabia y su abuelita paterna Elisabeth era oriunda del antiguo estado europeo de Austria-Hungría.

Si no te los comes todos, también los puedes congelar y disfrutar en cualquier otro momento.

¡Vamos a la receta!

INGREDIENTES:

  • 400 gr. de harina todo uso tamizada
  • 12 a 15 hilos de azafrán
  • 100 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 20 gr. de levadura fresca o 7 gr. de levadura seca
  • 2 yemas de huevo
  • 2 huevos enteros
  • 70 gr. de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • la ralladura de ½ naranja
  • 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • azúcar glasé o nevazúcar para decorar

Además necesitas:

  • harina de trigo todo uso para trabajar la masa
  • aprox. ½ taza de mantequilla derretida para engrasar el molde y los panecitos
  • 1 fuente de vidrio rectangular Classic de Pyrex de aprox. 20 cm. x 30 cm. (Nos gusta utilizar este tipo de fuentes de vidrio, ya que vamos viendo como se van haciendo nuestros panecitos y lo mejor de todo, no queda nada pegado)

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

 

BuchtelnAzafran2

PREPARACIÓN:
Coloca la harina de trigo previamente tamizada en un recipiente grande en forma de montaña y hundes un poco el centro formando un hoyo.

Entibia la leche en el microondas y le agregas los hilos de azafrán y la levadura. Añade esta mezcla en el hoyo que hiciste en el centro de la harina. Con la ayuda de un tenedor o con uno de tus dedos, mezcla un poco la mezcla de leche en la harina. No mezcles todo, solo un poco hasta que consigas una mezcla de consistencia espesa. Tapa el recipiente con un paño limpio o con un pedazo de film plástico para alimentos, y dejas reposar por aproximadamente 20 minutos.

Una vez pasado ese tiempo, destapa y agregas las yemas de huevo, los huevos enteros, el azúcar, la pizca de sal, la ralladura de naranja y la mantequilla derretida. Amasa con la ayuda de una amasadora eléctrica durante unos 10 minutos o hasta que veas que la masa está brillante y que cuando la toques, no se te queda pegada en los dedos. Esparce un poco de harina de trigo por encima de la masa y deja reposar tapada con un paño limpio o con film plástico de cocina, en un lugar tibio por 30 minutos o hasta que veas que la masa ha doblado su volumen.

Cuando la masa esté al doble de su volumen, prepara un molde refractario untando todas las paredes y el fondo con mantequilla.

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Derrite ½ taza de mantequilla en el microondas.

Divide la masa en 12 porciones iguales y formas bolas.

Baña las bolas dentro de la mantequilla derretida y las vas colocando en el molde refractario ordenadamente.

Lleva al horno y hornea por 25-30 minutos o hasta que los panecitos estén dorados por arriba y por debajo.

Saca del horno, desmolda inmediatamente y los colocas sobre una rejilla para dejarlos enfriar.

Antes de servir espolvorea abundante azúcar glasé por encima.

Los puedes acompañar de una rica mermelada de albaricoques o de unos mísperos en almíbar.

¡Como siempre te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!