El comino negro

Aunque muchos de nosotros estemos acostumbrados a utilizar el comino en nuestras recetas, muy pocos sabemos de la existencia de las semillas del comino negro (Nigella sativa), también llamado comino negro de Egipto, ajenuz, arañuel, neguilla hortense, pasionara, neguilla, niguela, toda especia, agenuz, abésoda y falso comino.

Comenzaremos presentando las semillas del comino negro:

  • Su aspecto: Las semillas son muy pequeñas, bien oscuras, de color negro asfalto mate, su forma tiene cuatro esquinas o ángulos formando una especie de luna gordita.
  • Su aroma y su sabor: Tiene un aroma fresco muy aromático y picante, parecido al de la pimienta negra con cierto olor a nuez moscada. Sin embargo, al tostar y moler las semillas es cuando desprende todo su aroma prevaleciendo un sabor ahumado picante y a nueces muy agradable, y aunque todos pensaríamos que su sabor se asemeja al comino común o al comino blanco, nada más lejano a eso.

En la gastronomía, sus semillas se utilizan como sustituto de la pimienta negra, también para elaborar panes y tortas, igualmente es usada como ingrediente importante en comidas que contienen mucha grasa, como en diferentes preparaciones del cordero, ya que activa y estabiliza la digestión. Sintonizan de maravilla como ingrediente en platos de verduras con mantequilla, y bien tostadas sobre ensaladas son excelentes. También están en las mezclas de curry o de panch phoron, también llamado el “5 especias bengalí”, donde los cinco protagonistas son la mezcla de la misma cantidad de semillas de comino negro, de semillas de hinojo, de comino común, de fenogreco y de mostaza negra en granos.

Su utilización en la alimentación en forma de semillas o en la medicina en forma de aceite se remonta a miles de años en Medio Oriente, África y Asia. En épocas muy antiguas la semilla también era conocida como “la semilla bendita” y el aceite que extraían de ellas como “el aceite de los faraones”, debido a sus sorprendentes propiedades curativas y depurativas.

La cantidad de propiedades que tiene esta semilla es excepcional y aunque no todos sus beneficios son científicamente reconocidos, se sabe que los faraones y Cleopatra en Egipto la utilizaban, igualmente Dioscórides, médico, farmacólogo y botánico de la antigua Grecia; Hipócrates, el padre de la medicina moderna; Ibn Sina, médico musulmán, igualmente está presente en el Corán, en el cual una frase del profeta reza así: “Cuida de ti mismo mediante el uso de la semilla de Nigella, es una panacea contra todos los males salvo de la muerte”, también en el antiguo testamento (libro de Isaías) existen referencias acerca de esta semilla, y además es muy apreciada la medicina Ayurveda.

Es muy importante que estas semillas se utilicen en pequeñas cantidades, ya que al igual que la nuez moscada, su contenido de melantina es tóxico y en mucha cantidad puede producir nauseas y vómitos, por lo que debe evitarse durante el embarazo.

Como siempre queremos recomendar que es muy importante guardar las especias y los condimentos en un envase hermético y en un lugar fresco y oscuro. Nunca encima de la cocina, donde se produce humedad al momento de cocinar. Si los almacenas correctamente, seguro que te durarán con todo su aroma y sabor de 2 a 3 años.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima!

Print Friendly, PDF & Email