Comparte:

Ponquesitos de limón y mermelada

40-45′ ¦ 8 mini moldes ¦ dificultad

Hoy hemos querido utilizar la receta y los moldes para preparar los llamados Napfkuchen o Gugelhupf o Gugelhopf o Kugelhupf o Rodonkuchen o Topfkuchen, en fin, esta receta tiene tantos nombres como regiones donde se preparan.

Tiene su origen en el sur de Alemania, Austria y Suiza y yo creo que por la cantidad de dialectos que por aquellos lados de mundo se hablan, así nacen también todos esos nombres. Su forma particular se asemeja a una montaña o un volcán y los moldes al principio de cobre, luego de madera, más tarde de cerámica y actualmente de metal o silicona, le dan esa forma.

Traducido sería algo así: “Kugel”, significa bola o pelota; “hupf,” que proviene del verbo “hüpfen”, que significa brincar o saltar, es decir, en español se llamaría “bola que brinca” o “pelota que salta”. Esto hace referencia a cuando la torta crece y se eleva al doble cuando está siendo horneada.

Son perfectos para los cumpleaños de los chicos, para reuniones en la oficina, para llevar en la cesta del picnic a la montaña, a la piscina o a la playa y los puedes adornar como tu quieras.

Nosotros utilizamos para esta receta los moldes pequeños, que son económicos y los encuentras en cualquier supermercado.


INGREDIENTES:

  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar vainillado o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 3 huevos enteros tamaño “M”
  • una pizca de sal
  • ralladura de un limón
  • 200 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear o de levadura química (tipo Royal)
  • 4 cucharadas de leche a temperatura ambiente
  • mermelada a tu elección y a tu gusto
  • 8 mini-moldes para Napfkuchen o Gugelhupf y si no los tienes, puedes utilizar los moldes para cupcakes

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Ponquesitos de limón y mermelada


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Prepara los moldes con papel para cupcakes, o si deseas, engrásalos con un poco de mantequilla y espolvoréalos con harina de trigo. Reserva aparte.

En un recipiente y con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, bate la mantequilla hasta que esté bien suave. Agrega poco a poco el azúcar, el azúcar de vainilla o la esencia o extracto de vainilla, los huevos enteros, la pizca de sal, la ralladura de limón y bate hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Luego, con la ayuda de una espátula, incorpora poco a poco la harina de trigo y el polvo de hornear o levadura química (Royal) previamente cernidos y ve intercalando con la leche. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y la masa esté brillante, espesa y pesada al caer de la espátula.

Vierte la mezcla en los mini-moldes y hornea durante 40-45 minutos o hasta que al introducir un palillo de madera, éste salga limpio.

Saca los ponquesitos del horno y desmolda inmediatamente. Déjalos enfriar en una rejilla.

Antes de comerlos, calienta en una ollita o en el microondas un poco de la mermelada que hayas elegido y pincela los ponquesitos.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!