Tiramisú de frambuesas

20′ + 4-6 horas en la nevera ¦ 6 personas ¦ dificultad

Esta receta de tiramisú de frambuesas no lleva huevo y es una alternativa perfecta para las personas que no les gusta los postres con huevos crudos.

No olvidemos que siempre existe el riesgo de contraer la Salmonelosis, si lo huevos están contaminados con la bacteria de la Salmonella.


INGREDIENTES:

  • 250 gr. de frambuesas congeladas
  • 50 gr. de azúcar
  • 3 cucharadas de Kirschwasser (Licor de cerezas) (opcional)
  • 1 cucharada de harina fina de maíz (Maicena)
  • 1 cucharada de agua a temperatura ambiente
  • 250 gr. de mascarpone
  • 6 cucharadas de leche
  • 1 sobre de azúcar de vainilla o 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 200 ml. de nata líquida para montar de 35% materia grasa
  • 20 a 22 plantillas o bizcochos de soletilla
  • abundante chocolate rallado para decorar
  • 1 molde rectangular de aprox. 23 cm. x 16 cm.

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN:

En una olla calienta las frambuesas congeladas y el azúcar.

Mezcla en un recipiente pequeño la maicena con la cucharada de agua, cuidando de que no queden grumos y la añades a las frambuesas. Cocina hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.

Retira del fuego, deja enfriar y cuando esté tibio, agrega el Kirschwasser.

En un recipiente monta la nata.

Para montar la nata: Es importante que la nata líquida esté muy fría (0º – +3ºC), pero no congelada y el recipiente donde la vayas a batir también. Bate a velocidad máxima fijándote muy bien cuando comienza a espesar (la batidora produce un ruido distinto). Baja la velocidad y bates por unos segundos más. Cuida de no pasarte, ya que se te cortará haciéndose mantequilla.

En otro recipiente bate con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, el mascarpone con la leche hasta que te quede una mezcla bien cremosa y brillante. Añade con la ayuda de una espátula y en tres etapas la nata al mascarpone. Mezcla con movimientos envolventes.

Coloca ordenadamente una capa de plantillas o bizcochos de soletilla en el fondo del molde; encima esparce una capa de la salsa de frambuesas y luego un manto de la mezcla de mascarpone y nata. Repite la operación una vez más.

Coloca un papel o film plástico para alimentos y lleva el tiramisú al frigorífico por unas 4 a 6 horas. Nosotros usualmente lo hacemos de un día para otro para que los sabores tengan tiempo de entremezclarse.

A la hora de servir, esparce abundante chocolate rallado para decorar.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

Print Friendly, PDF & Email