Comparte:

Panna cotta de café

24 horas + 6 horas para endurecer ¦ 4 personas ¦ dificultad

La panna cotta es un postre de tradición italiana en el cual, como su nombre lo describe, su principal ingrediente es la nata, seguido de gelatina y luego, del sabor que tu le quieras poner.

Desde que lo probamos por primera vez nos enamoramos y la hemos preparado en varias versiones y sabores:

Es una receta muy sencilla, de rápida preparación y la puedes tener lista uno o dos días antes de servirla.


INGREDIENTES:

  • 300 ml. de nata líquida para batir o montar
  • 300 ml. de leche
  • 70 gr. de azúcar
  • 4 láminas de gelatina sin sabor (utiliza la gelatina sin sabor que tengas a mano y revisa las instrucciones del paquete. Debes utilizar la cantidad necesaria para gelificar aprox. 600 ml.) (Ten presente que un sobre de gelatina en polvo sin sabor de la marca Royal tiene 10 gramos y está pensado para que gelifique 500 ml. de líquido)
    Gelatinas y espesantes – Tipos y usos
  • 60 gr. de café en granos (sin moler)
  • 4 ramequines o flaneras

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN:

En una olla mezcla la nata líquida, la leche y la llevas a hervir. Retira de la hornilla e introduces inmediatamente el café en granos (sin moler). Dejas enfriar completamente. Coloca un film plástico para alimentos sobre la mezcla para que no se forme una membrana o piel encima y lo llevas a la nevera hasta el día siguiente para que la nata se impregne del aroma del café.

Pasadas las 24 horas, pasa la mezcla por un colador. No necesitas guardar los granos de café.

En un recipiente remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que ablanden y esponjen.

En una ollita calienta la mezcla, añades el azúcar y la disuelves completamente. Exprimes la gelatina, la añades al líquido caliente y remueves hasta que la gelatina se disuelva completamente. Cuida que la mezcla no hierva.

Reparte la mezcla en los 4 ramequines o flaneras y las llevas a la nevera por 4 a 6 horas para que endurezca. Si los vas a preparar de un día para el otro, es recomendable que coloques film plástico para alimentos encima de las panna cottas para que no absorban olores de otros alimentos que tengas en la nevera.


PARA PREPARAR EL CARAMELO LÍQUIDO NECESITAS:

  • 6 cucharadas de azúcar
  • 4 a 6 cucharadas de café preparado

Mucho cuidado al trabajar con caramelo líquido ¡!!!
Ten presente que hacer caramelo líquido es un proceso un tanto peligroso. El caramelo líquido puede llegar a tener temperaturas de hasta 200˚C / 400˚F por lo que las quemaduras pueden ser muy graves, ya que el caramelo caliente se queda pegado a la piel. Así que vamos a estar 100% pendientes y atentos a la hora de prepararlo. ¡Nunca se te ocurra probarlo si no está bien, bien frío !!!

Introduce el azúcar blanca en una olla. Cocina a fuego medio removiendo constantemente. Verás que el azúcar se comienza a disolver convirtiéndose en caramelo. Luego comienza a hervir con intensidad y su color comienza a cambiar poco a poco a un tono dorado claro. No te despegues de la hornilla y está 100% atento. Comenzará a tomar un color “caramelo”. Es tiempo de apartarlo de la hornilla. Ahora con muchísimo cuidado, agrega el café y sigue removiendo sin parar hasta que todo esté completamente disuelto. Reserva aparte y deja enfriar.


COMO HACER LA DECORACIÓN:

Corta el papel de horno antiadherente en 8 cuadros de 10 cm. x 10 cm.

Coloca un caramelo en un cuadro de papel y encima le colocas otro pedazo de papel.

Este procedimiento requiere de mucha atención.

Calienta la sartén y colocas los caramelos dentro del papel en la sartén.

Saca los caramelos y los vas aplastando y estirando con la ayuda de un rodillo. Lo debes hacer poco a poco, calentando y estirando hasta que alcances una lámina de caramelo muy fina.

Cuando los tengas listos, los llevas a la nevera para que se enfríen completamente.

Antes de servir, saca las láminas de caramelo de la nevera para que se temperen un poco. Recién sacadas de la nevera se parten como vidrio.
Dibuja un espejo con el caramelo líquido sobre un plato para postres, desmolda las panna cottas, las sitúas en el centro del espejo y decoras con las láminas de caramelo.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!