Comparte:

Falafel

24 horas de remojo + 30′ preparación ¦ aprox. 20 Falafel ¦ dificultad

Esta receta de Falafel la hemos hecho muchísimas veces y realmente son super sabrosos, crujientes, originales, divertidos y especialmente para los días de verano acompañados de una rica salsa de yogurt griego, de pan pita y de una ensalada bien fresca, son sensacionales. Si son niños o no tan niños, ninguno se escapa de comerse uno tras otro de lo deliciosos que son.

Esta receta ha pasado a ser una de nuestras favoritas, sobre todo cuando esperamos a muchas personas que vienen con mucho apetito.

Como todas las legumbres, también los garbanzos son muy saludables y nutritivos, son versátiles a la hora de elegir cualquier receta, son sabrosos, muy económicos y rinden un montón.


¿Cuáles son las recetas donde podemos utilizar los garbanzos?:

  1. para preparar el Hummus o crema de garbanzos,
  2. en ensaladas,
  3. en sopas y cremas,
  4. germinándolos para luego comerlos como ensalada o en el relleno en un suculento sandwich,
  5. en arroces,
  6. acompañando carnes de res, cerdo y aves,
  7. también sintonizan muy bien con pescados y mariscos,
  8. en fin, son tan originales y versátiles que armonizan con muchos otros ingredientes.

¡Ahora si, vamos a la cocina que los garbanzos ya están remojados y listos para preparar nuestros Falafel !!!


INGREDIENTES:

  • 250 gr. de garbanzos secos (crudos)
  • 1 cebolla mediana
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva para el sofrito
  • 1 manojo de perejil fresco
  • 1 cucharada de semillas de hinojo
  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 1 cucharada de comino en granos
  • la ralladura de ½ limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva para la mezcla
  • 2 a 4 cucharadas de agua (solo si la masa te ha quedado muy seca)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear para repostería o levadura química para repostería (tipo Royal)
  • sal, pimienta y chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto
  • 4 a 6 cucharadas de semillas de ajonjolí para decorar
  • aprox. 1 litro de aceite de maíz o aceite de girasol para freír

Falafel 2


PREPARACIÓN:

Cubre los garbanzos con agua fresca y déjalos remojando por 24 horas antes de hacer los Falafel.

Pasado el tiempo, enjuaga los garbanzos con abundante agua fresca. Notarás como los garbanzos ahora están blandos. Déjalos escurrir en un colador.

En una sartencita, sin nada de grasa, tuesta las semillas de hinojo, las de cilantro y las de comino. Estarán listas cuando veas que comienzan a bailar en la sartén y comiences a percibir sus aromas. Baja de la hornilla y deja que se enfríen.

Coloca las semillas en un mortero y con la ayuda de un poquito de sal, las trituras hasta que consigas molerlas completamente. Reserva aparte.

Corta finamente la cebolla y los dientes de ajo y los doras en una sartencita con un poquito de aceite de oliva hasta que estén traslúcidos. Baja del fuego y deja enfriar.

Lava, limpia y corta finamente el perejil. Reserva aparte.

Lava el limón y ralla la piel con un rallador. Recuerda que no debes rallar la parte blanca, ya que ésta es amarga. Reserva aparte.


LLEGÓ EL MOMENTO DE HACER LOS FALAFEL !!!!

Coloca los garbanzos y todos los demás ingredientes, (menos las semillas de ajonjolí), dentro de una picadora, trituradora o batidora y muele hasta que obtengas un puré fino y suave. Prueba la sazón y si es necesario, rectifica con sal y pimienta.

Prepara y dale forma a los Falafel ayudándote con una cuchara o porcionador de helados para que te queden todos del mismo tamaño. Decóralos con algunas semillas de ajonjolí y los vas colocando sobre un plato o una bandeja. Nosotros los hacemos con forma de arepita (forma circular y semi-aplanada) para que se cocinen bien en el centro.

Calienta el aceite en una olla grande y honda. Cuando el aceite esté bien caliente, comienza a freír los Falafel. Para probar que el aceite está bien caliente, introduce el mango de una cuchara de madera y si se hacen burbujas alrededor, significa que está listo para freír.
Trata de no meter muchos Falafel a la vez para que la temperatura del aceite no baje y te queden doraditos y bien crujientes.

Saca los Falafel del aceite y los vas colocando sobre papel de cocina para que éste absorba todo el aceite posible.

¡Listo !!!, ¡ahora a comer !!! Son perfectos acompañados de una rica salsa de yogurt griego, de pan pita y de una sabrosa ensalada fresca.


INGREDIENTES PARA LA SALSA DE YOGURT:

  • 3 vasitos de 125 gr. c/u. de yogurt griego natural
  • un manojo de perejil fresco cortadito
  • la ralladura de ½ limón
  • sal y pimienta a tu gusto

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente.

¡Como siempre te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!