Comparte:

Pastasotto de setas ostra

20′ ¦ 2 personas (aprox. 450 calorías por ración) ¦ dificultad

Hoy fuimos al mercado y compramos unas setas ostra amarillas (Pleurotus citrinopileatus) preciosas, jugosas y fresquitas que cultiva y vende una señora muy amable en uno de los puestos del mercadillo. Desde que la descubrimos no hay sábado que no pasemos a comprar setas y muchas otras cositas ricas y bien frescas que venden los agricultores de esa zona.

Esta seta ostra es igualita a esta pero se caracterizan por su color amarillo llamativo.

Hemos preparado ya varias recetas con setas ostra y hoy hemos querido hacer un pastasotto, el cual es una excelente alternativa al risotto. Tiene la misma técnica y se prepara en la mitad del tiempo e igual que el risotto, lo puedes hacer con distintos ingredientes.

Vamos a la receta …


INGREDIENTES:

  • 120 gr. de pasta risoni o pasta orzo (60 gr. por persona)
  • 200 gr. de setas ostra frescas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de ajoporro (puerro)
  • 1 diente de ajo
  • 125 ml. de vino blanco
  • 500 ml. de caldo de pollo o caldo de vegetales
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 50 gr. de queso parmesano rallado
  • sal y pimienta a tu gusto
  • chili en escamas o pimienta cayena a tu gusto

PREPARACIÓN:

Calienta el caldo de pollo o de vegetales y manténlo caliente.

En una olla grande y a fuego medio, dora en aceite de oliva el ajoporro (puerro) y el diente de ajo cortados finamente hasta que estén traslúcidos.

Agrega el risoni y mezcla hasta que veas que los granos están brillantes.

Comienza añadiendo el vino blanco, mezcla y deja que el líquido se evapore y la pasta lo absorba.

Agrega un cucharón del caldo y cocina sin dejar de remover. Cuando veas que el líquido se absorbe, agrega más caldo y sigue cocinando y removiendo todo el tiempo.

Cuando el risoni comience a suavizar, añade las setas ostra cortadas y la cúrcuma, y sigue cocinando sin dejar de remover. Si ves que hace falta más líquido, añade un poco más de caldo.

Cuando el grano la pasta ya esté al dente, es decir, que el grano esté suave, pero su centro esté ligeramente firme, agrega el queso parmesano rallado y la mantequilla fría. Bate enérgicamente con una cuchara de madera hasta que emulsione el queso y la mantequilla con el líquido del pastasotto. Esto le dará cremosidad y brillo.

Antes de servir rectifica la sal y la pimienta

Sirve inmediatamente y a la mesa a deleitarte de una comida riquísima.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!