Comparte:

MermeladaNaranjaMandarina2

30′ ¦ 4 frascos de aprox. 450 ml. ¦ dificultad

Esta mermelada de naranja y mandarina dulce es sumamente fácil y rápida de preparar. Es deliciosa y viene llena de sabor y color.

Tradicionalmente las mermeladas se cocinan por mucho tiempo, sin embargo, si utilizamos gelatina podemos recortar el tiempo de cocción a mucho menos de la mitad y de esa manera, nos podemos beneficiar de los nutrientes de la fruta, de sus vitaminas y de sus llamativos colores.

Generalmente, en la preparación de las mermeladas se utiliza la misma cantidad de azúcar que de fruta lo que ayuda a la conservación de la misma. Sin embargo, como vamos a preparar poca cantidad y la podemos guardar en la nevera, podemos ajustar el dulce a nuestro paladar y bajar la cantidad de azúcar lo que ayudará a nuestra salud.

Las naranjas y las mandarinas son de escaso valor energético gracias a su elevado contenido de agua, además son ricas en vitamina C, en minerales, contienen propiedades antioxidantes y tienen una cantidad elevada de fibra, lo cual favorece enormemente a nuestro organismo.

Son frutas muy refrescantes y tienen sabores muy agradables lo que las hace estar presentes en muchísimas mesas alrededor del mundo entero.

¡Incluye frutas en tu dieta diaria y recuerda que mantener una dieta equilibrada y variada te ayudará a conservar tu cuerpo para una vida larga y saludable!


INGREDIENTES:

  • 1 litro de jugo o zumo de naranja fresca con su pulpa
  • 200 ml. de jugo o zumo de mandarina fresca con su pulpa
  • la piel de media naranja
  • la piel de media mandarina
  • 400 gr. de azúcar blanca
  • 1 sobre de azúcar vainillado o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 8 láminas de gelatina sin sabor (Gelatinas y espesantes – Tipos y usos)
  • 4 frascos grandes de vidrio de mermelada con su tapa

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.

MermeladaNaranjaMandarina


PREPARACIÓN:

Lava los frascos y las tapas donde vas a guardar la mermelada con abundante agua caliente. Ideal sería hervir los mismos para que estén estériles, aunque como estás preparando poca cantidad y la vas a guardar en la nevera, no necesitamos hacer tanto trabajo.

Pela media naranja y media mandarina. Cuida de que solo sea la parte anaranjada y elimina la parte blanca, ya que ésta suele ser amarga.

Corta la piel en julianas muy, muy finas y las colocas en un recipiente. Cubre la piel de la fruta con agua y calientas en el microondas por 20 a 30 segundos. Esto ayudará a que la piel se ablande y pierda el sabor amargo. Deja remojando unos 10 minutos antes de colar el agua.

Exprime y saca el jugo o zumo de las naranjas y de las mandarinas.

Coloca el jugo o zumo de naranja y de mandarina en una olla, calienta y cuando empiece a hervir agregas el azúcar. Deja que el azúcar se disuelva completamente y apagas el fuego.

Añade inmediatamente la gelatina y revuelve hasta que ésta se disuelva completamente. Recuerda de que no debemos dejar que la gelatina hierva, ya que pierde su fuerza y obtiene un sabor desagradable.

MermeladaNaranjaMandarina3


Con una cuchara extrae un poquito de la mezcla, la colocas sobre un plato y llevas éste al congelador por unos minutos hasta que la mermelada se enfríe. Esto se hace para probar la consistencia de la mermelada. Si ves que está muy líquida, añade un poquito más de gelatina y vuelves a hacer la prueba. Si ves que está muy dura, agregas un poco más de jugo o zumo de naranja o de mandarina.

Cuando tengas la consistencia deseada, agregas la piel de la naranja y de mandarina y revuelves.

Llena los frascos hasta el borde con mermelada, pones la tapa y los volteas.

Deja enfriar volteados.

Una vez fríos los guardas en la nevera.

La mermelada estará más sabrosa si dejas pasar unos dos días antes de probarla.

Sirve la mermelada sobre pan, dentro de un yogurt, úsala como base para una vinagreta o aprovéchala para decorar una torta o un bizcocho.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →