Esta receta está basada e inspirada en el chupe de pollo que mí tía Nany hace todos los primeros de cada año en la playa. Esta versión es la nuestra, simplificada para el día a día y utilizando los ingredientes y vegetales que conseguimos en la región donde vivimos. No dejen de hacer este chupe de pollo, que es simplemente delicioso, le levanta el ánimo a cualquiera, quita el frío y te repone de cualquier gripe o resaca.

60′ ¦ 4 personas ¦ dificultad

INGREDIENTES:

  • 1 pechuga completa de pollo sin piel
  • 1 litro de agua
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 cebolla mediana
  • 2 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
  • 2 dientes de ajo
  • ½ pimentón (pimiento) rojo o 3-4 ajíes dulces
  • 1 tallo de ajoporro (puerro)
  • 1 tallo de célery (apio)
  • 4 cucharadas de salsa inglesa o salsa de soja
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 taza de maíz congelado o maíz en lata
  • ½ taza de guisantes congelados
  • 2 papas medianas
  • 2 cucharadas de crema fresca espesa o nata espesa
  • pimienta cayena o chile en escamas a tu gusto
  • sal y pimienta a tu gusto
  • cilantro fresco para decorar
  • queso blanco fresco o queso feta en cuadritos (opcional)
  • ½ aguacate en cuadritos (opcional)

PREPARACIÓN:

En una olla coloca la pechuga de pollo y añade agua hasta cubrirla.

Agrega la zanahoria en trozos, un pedazo de ajoporro (puerro) en trozos, un trozo de cebolla, un trozo de célery (apio) y un manojo de cilantro. Deja cocinar tapado a fuego medio hasta que el pollo esté suave y la carne se despegue del hueso. Si lo cocinas en una olla de presión, deja cocinar por 20 minutos.

Saca el pollo del caldo y desméchalo. Devuelve el pollo ya desmechado al caldo. Agrega las papas en trozos pequeños y deja cocinar hasta que estén blandas.

Mientras tanto prepara el sofrito:
En una sartén dora en aceite de oliva, la cebolla, el ajo, el ajoporro (puerro), el célery (apio) y el pimentón cortados en brunoise hasta que estén traslúcidos. Añade la salsa inglesa o la salsa de soja, comino, curry, pimienta cayena, sal y pimienta a tu gusto.

Añade el sofrito al caldo y deja cocinar a fuego lento.

Cuando la papa ya esté blanda, agrega el maíz y los guisantes. Deja cocinar a fuego lento durante unos 10 minutos más y luego apaga el fuego.

Añade la nata fresca espesa, cuidando que el caldo no hierva.

Rectifica la sazón y si es necesario agrega más sal y pimienta.

Sirve en un plato hondo y si es de tu gusto, esparce sobre la sopa queso blanco fresco y aguacate cortados en cuadros pequeños y cilantro fresco cortadito para decorar.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!

Etiquetado con →