quesillo2_500x500

70′ ¦ 8 personas ¦ dificultad

¡Para acaramelarte la vida y llenarte de energía!

Este quesillo de coco es sencillamente delicioso, rápido y muy fácil de preparar.

INGREDIENTES PARA EL QUESILLO O FLAN DE COCO: 

  • 8 ramequines (moldes refractarios pequeños) de Ø 9,5 x 5,5 cm.
  • 1 molde refractario grande para hacer el “baño de María”
  • 1 lata de leche condensada de 400 gr.
  • leche entera, equivalente a la medida o volumen de la lata de leche condensada
  • 5 huevos grandes enteros
  • 1 sobre de azúcar vainillado o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 6 cucharadas de coco rallado

INGREDIENTES PARA EL CARAMELO LÍQUIDO: 

  • 2 tazas de azúcar blanca
  • ½ taza de agua

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

PREPARACIÓN DEL CARAMELO LÍQUIDO:
Mucho cuidado al trabajar con caramelo líquido ¡!!!
Ten presente que hacer caramelo líquido es un proceso un tanto peligroso. El caramelo líquido puede llegar a tener temperaturas de hasta 200˚C / 400˚F por lo que las quemaduras pueden ser muy graves, ya que el caramelo caliente se queda pegado a la piel. Así que vamos a estar 100% pendientes y atentos a la hora de prepararlo. ¡Nunca se te ocurra probarlo sino está bien, BIEN FRÍO !!!

Introduce el azúcar blanca y el agua en un envase refractario. Cocina a fuego medio sin remover. Verás que el caramelo comienza a hervir con intensidad y su color comienza a cambiar poco a poco a un tono dorado claro. No te despegues de la hornilla y está 100% atento.

Comenzará a tomar un color “caramelo”. Es tiempo de apartarlo de la hornilla.

Distribuye el caramelo aún caliente con mucho cuidado y de manera uniforme por las paredes de tus ramequines.

Deja que se enfríe el caramelo en un lugar seguro.

PREPARACIÓN DE LA MEZCLA PARA EL QUESILLO O FLAN DE COCO:
Precalienta el horno a 200˚C / 400˚F (arriba y abajo).

En el vaso de una licuadora introduce el contenido de la lata de la leche condensada, la medida de leche, equivalente a la lata de leche condensada y licúa.

Ve añadiendo los huevos enteros uno a uno sin parar de licuar.

Añade el azúcar vainillado o la esencia o extracto de vainilla, luego agrega el coco rallado y apaga la licuadora.

Vierte la mezcla en los ramequines con el caramelo ya frío.

Introduce los ramequines en un molde refractario grande y agrega el agua para hornearlos en “baño de María”.

Cubre el molde con papel aluminio, lleva al horno y hornea durante 50-60 minutos.

Verás como el coco rallado sube a la superficie durante la cocción.

Cinco minutos antes del tiempo, retira el papel aluminio para que se tueste el coco y obtenga un color dorado intenso. Un cuchillo o palito de madera limpio indica que tu quesillo o flan está listo.

Retira el quesillo del horno e inmediatamente pasa un cuchillo por las paredes de los ramequines. Esto evitará que el quesillo se parta y agriete en los bordes al enfriarse.

Deja enfriar muy bien antes de meterlo en la nevera.

El quesillo o flan de coco quedará más rico si lo preparas de un día para otro.

Antes de servirlo, desmóldalo con mucho cuidado en un plato llano o una bandeja igual como si fuera una torta.

Sírvelo y deléitate con su sabor especial. ¡Esperamos lo disfrutes !!!

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!

Etiquetado con →