El conejo al salmorejo o conejo en salmorejo es un plato típico y muy popular de las Islas Canarias. Aunque lleva algunas horas de preparación, tu no tienes mucha cosa que hacer y la receta es bien fácil. Suele servirse acompañado de papas arrugadas.

Preparación: 4 horas, Cocción: 2 horas ¦ 2-4 personas ¦ dificultad

INGREDIENTES:
• 1 conejo
• el hígado del conejo
• 4-6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
• 1 cebolla mediana finamente cortada
• 2 dientes de ajo picaditos
• 1 taza de vino blanco
• ½ taza de vinagre
• 2 hojas de laurel
• 1 cucharada de pimentón molido
• 1 taza de caldo de pollo o caldo de vegetales
• pimienta cayena o chili en escamas a tu gusto
• ½ taza de almendras tostadas
• 2 tallitos de romero fresco
• 1 manojo de tomillo fresco
• sal y pimienta a tu gusto
• 1 bolsa plástica para alimentos grande

PREPARACIÓN:
Lava el conejo y trocéalo. Ten mucho cuidado al hacerlo, ya que los huesos son muy pequeños y se pueden desprender y astillar con facilidad. Así que antes de comenzar con la receta, revisa bien y asegúrate de que todo está bien limpio.

Introduce el conejo lavado y troceado en una bolsa plástica para alimentos. Añade el vino blanco, el ajo picadito, la cebolla picadita, el laurel, la sal, el aceite de oliva, el vinagre, el pimentón molido, la pimienta cayena o el chili en escamas a tu gusto y déjalo marinar cerrado por lo menos durante 4 horas en el frigorífico. Si deseas lo puedes preparar la noche anterior, aunque esto a nosotros no nos gusta mucho, ya que los ácidos del vinagre y del vino cocinan mucho a la carne.

Pasado el tiempo, saca las piezas del conejo de la bolsa, escúrrelas y reserva aparte la marinada.

En una sartén grande y honda con tapa, dora en aceite de oliva todas las piezas.

Añade la marinada a la sartén, agrega el caldo y deja cocinar tapado a fuego lento por una hora y media.

Veinte minutos antes, agrega el tomillo, el romero y el orégano. Esto es importante, ya que si lo agregas al principio, las hierbas perderán todo su aroma y su sabor.

Aparte en otra sartencita sin nada de grasa, tuesta las almendras. Sácalas y reserva aparte.

En la misma sartencita, dora en aceite de oliva el hígado del conejo.

Ahora muele el hígado y las almendras con la ayuda de una trituradora, licuadora o mortero.

Añade ésta mezcla al conejo, la cual servirá para espesar la salsa y darle un toque muy especial.

Si es necesario y la salsa se seca mucho, añade un poco más de caldo y rectifica la sazón.

El conejo estará cocinado cuando veas que la carne se separa del hueso.

Este plato tan suculento se acompaña con papitas arrugadas o papas al vapor.

¡Les deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!

No te vayas sin dejarnos un comentario