Tengo que confesar que en mi casa somos apasionados de los higos tanto los frescos como los secos. Nos encanta el crujido y el chirrido que emiten sus miles de pepitas cuando uno las muerde. Esta fruta está colmada de fibra y nutrientes y saben riquísimos servidos con quesos y carnes curadas, en ensaladas y como ingrediente principal en panes y tortas para la Navidad.

El pan de higos y almendras es tradicional en las mesas españolas en los meses de otoño y es una manera de celebrar los sabores embriagadores de esta época del año. Eso si, debemos prepararlo con unos cuatro días de antelación, ya que es necesario que todos los sabores se entremezclen y que la masa se humedezca.

Pues vamos a la cocina que los higos están danzando en la encimera y felices de ser hoy los protagonistas principales.

75′ ¦ 6-8 personas ¦ dificultad

INGREDIENTES:

  • 200 gr. de higos secos o deshidratados
  • 4 huevos grandes
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar de vainilla o ½ cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • ralladura de 1 naranja
  • 150 gr. de harina de trigo todo uso
  • ½ cucharadita de polvo de hornear o de levadura química (tipo Royal)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 100 gr. de almendras

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

PREPARACIÓN:

Unta el molde con mantequilla y enharínalo. Reserva.

Corta los higos en rebanadas finas. Reserva.

Trocea las almendras. Reserva.

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Bate los huevos a máxima velocidad por dos minutos con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas. Añade poco a poco y por cucharadas el azúcar y el azúcar de vainilla. Espera a que una cucharada de azúcar se haya integrado y disuelto completamente para añadir la próxima cucharada. Nosotros contamos hasta 20 con cada cucharada que añadimos para añadir la próxima cucharada.

Agrega la ralladura de naranja.

Tamiza la harina de trigo con el polvo de hornear o levadura química (tipo Royal) y el bicarbonato de sodio y los añades en tres tandas a la mezcla. Bate solo hasta que los ingredientes estén integrados.

Ahora con la ayuda de una espátula agrega los higos y las almendras y mezcla con hasta que estén bien distribuidos en la masa.

Vierte la mezcla en el molde, nivela bien la superficie y le das al molde unos golpecitos contra la encimera de la cocina para eliminar las burbujas de aire.

Hornea por 45 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera, éste salga limpio.

Saca del horno y espera unos 10 minutos antes de desmoldar.

Pasado el tiempo, desmolda sobre una rejilla para que se enfríe completamente.

Guarda en una tortera hermética por 3 a 4 días antes de comerla. Este pan de higos y almendras te dura en perfecto estado hasta 15 días. Eso si, debe estar guardado herméticamente y en un lugar fresco.

Cuando vayas a servir, espolvorea azúcar glasé por encima.

Si te sobra, lo puedes congelar y comerlo luego cuando te provoque y te entre la angustia dulcera o te llegue visita inesperada.

¡Buen provecho y hasta la próxima !!!