Comparte:

Galletas de hombrecitos de jengibre

2 horas ¦ 30 galletas ¦ dificultad

Hornear galletas con niños es una aventura de colores y olores muy emocionante y es que ellos poseen tanta imaginación y fantasía que seguro pasarán un rato muy agradable y divertido todos juntos en la cocina.

Es fantástico verlos emocionados desde que se comienzan a mezclar los ingredientes. Pareciera que tuvieran hormiguitas en el cuerpo y no paran de hablar y preguntar y si son más de uno los que tienes al lado de tus fogones, no te imaginas lo que puede salir de tanta cabecita.

Lo mejor de todo se inicia cuando las galletas comienzan a adoptar formas y los olores empiezan a penetrar en cada rincón de la casa.

Luego, que impaciencia, esperar a que se enfríen para darles finalmente el color y el aspecto que cada quién quiere que tenga su galleta.

Vamos a la cocina que ya estamos impacientes …


INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de polvo de hornear para repostería o levadura química para repostería (tipo Royal)
  • 200 gr. de miel (nosotros utilizamos miel de castaños)
  • 125 gr. de azúcar
  • 1 sobre de azúcar de vainilla o 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de agua a temperatura ambiente
  • 1 huevo mediano
  • 1½ cucharadas de jengibre molido
  • 1½ cucharadas de “cinco especias” (Five Spices). Ahora, si no tienes esta mezcla, utiliza: 2 cucharadas de canela molida, ½ cucharadita de clavo de especia molido y ½ cucharadita de nuez moscada rallada
  • molde con la forma de un hombrecito
  • film o papel plástico para cocinar
  • papel antiadherente para cocina
  • 1 rodillo

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


PREPARACIÓN:

Con la ayuda de una batidora para tortas eléctrica y las varillas para mezcla de tortas, bate la mantequilla hasta que esté cremosa.

Añade el azúcar cucharada por cucharada y bate hasta que se haya disuelto por completo.

Añade el huevo completo y sigue batiendo.

Agrega la miel, el agua, la vainilla, la sal, el jengibre y las especias.

Cambia las varillas de la batidora a las varillas para amasar masa para hacer pan.

Tamiza la harina de trigo junto con el bicarbonato de sodio y el polvo de hornear o levadura química (tipo Royal) y lo agregas en tres tandas a la mezcla. Remueve solo hasta que tengas todos los ingredientes mezclados.

Forma una bola con la masa, la cubres con film o papel plástico de cocina y la llevas a reposar a la nevera por 1 hora.


PASADA LA HORA:

Precalienta el horno a 190ºC / 375ºF (arriba y abajo).

Saca la masa de la nevera.

Divide la masa en dos partes. Lleva una parte nuevamente cubierta con el film plástico a la nevera.

Esparce un poco de harina de trigo sobre la encimera limpia de la cocina y colocas encima la masa. Con la ayuda de un rodillo aplanas la masa hasta obtener un espesor de aprox. ½ cm. Si la masa se te pega del rodillo, esparce un poco más de harina sobre la masa y frota un poco en el rodillo y sigue aplanando.

Ahora incrusta el molde para galletas en la masa y vas colocando las galletas sobre papel antiadherente para hornos y éste sobre una bandeja. Cuida de no poner muchas galletas para que al hornearlas no se peguen una de otra. Es preferible que hornees varias bandejas.

Lleva las galletas al horno por aprox. 10-12 minutos o hasta que veas que están doraditas.

Repite el mismo procedimiento hasta que no te quede más masa.

Sácalas y las dejas enfriar en una rejilla y cuando estén totalmente frías, las guardas en un contenedor hermético para que no se humedezcan.

Estas galletas te durarán en perfectas condiciones hasta 3 semanas.


INGREDIENTES PARA LA GLASA REAL (ROYAL ICING):

  • la clara de un huevo tamaño “M”
  • 100 gr. de azúcar glasé
  • un chorrito de jugo de limón
  • colores para alimentos (opcional)

PREPARACIÓN DE LA GLASA REAL (ROYAL ICING):

Nuestro consejo antes de empezar a decorar tus galletas:
Las galletas deben que estar bien frías para decorarlas.
Nosotros utilizamos para hacer esta glasa una clara de huevo tamaño “M” por 100 gr. de azúcar glasé. Sin embargo, muchas veces depende del clima y la temperatura que tengas el día que la hagas. También depende de si le añades jugo de limón o si le agregas color a la glasa. Si ves que la glasa está demasiado líquida agrega más azúcar glasé.


¡Listos para decorar !!!

Tamiza el azúcar glasé.

En un recipiente bien limpio y sin restos de grasa comienza a batir la clara a punto de nieve. Poco a poco y a cucharadas, ve agregando el azúcar glasé. Espera a que se disuelva el azúcar antes de añadir otra cucharada. Verás como la mezcla comienza a ponerse de color blanco intenso y se pone cada vez más densa y brillante. Agrega al final un chorrito de jugo o zumo de limón. La consistencia debe ser la de la pasta dental.

Cuando tengas lista la glasa decora las galletas a tu gusto.

Deja secar separadamente en una bandeja. Debes esperar hasta que la glasa esté completamente seca y durita para volver a guardar las galletas en el contenedor hermético, si no tendrás un total desastre.

Si no vas a utilizar la glasa inmediatamente, guárdala y consérvala en un envase hermético, ya que ésta se endurece muy rápido.

¡Que las disfrutes, buen provecho y hasta la próxima !!!

Tagged with →