Comparte:

Apple Pie o Tarta de manzana americana

2 horas ¦ 6 a 8 personas ¦ dificultad

El american Apple Pie o tarta de manzana americana es uno de los postres más famosos y emblemáticos de los Estados Unidos de América, esa que todos recordamos de los dibujos animados, de las películas y de las series americanas.

El ingrediente principal de este pastel tan tradicional son manzanas frescas y troceadas de diferentes tipos para que hagan contrastes ácidos y dulces. Estas se aromatizan y se maceran un rato con azúcar y especias como la canela, la nuez moscada y el clavo de olor o clavo de especia. Luego, es envuelta en una masa quebrada o masa brisa y horneada hasta que todos los aromas y sabores de la fruta y las especias se entremezclen para conseguir un postre sensacional e inolvidable.

El Apple Pie es un postre que se come usualmente aún caliente recién salido del horno y acompañado de helado de mantecado.

Existen muchas variaciones de este pastel tan popular y esta que les traemos hoy, es nuestra versión que se ha convertido en uno de nuestros postres favoritos.

A nosotros nos encanta hacer la masa quebrada o masa brisa en casa, sin embargo, esta masa la consigues en cualquier supermercado y la receta te será aún más fácil y rápida de preparar, aunque no sabe igual que la hecha en casa.

¡Vamos ahora a la deliciosa y apetecible receta … !!!


INGREDIENTES PARA LA MASA QUEBRADA O MASA BRISA:

  • 330 gr. (3 tazas) de harina de trigo todo uso (sin leudante)
  • 115 gr. (½ taza) de mantequilla fría cortada en cubos pequeños
  • 115 gr. (½ taza) manteca blanca para untar fría (manteca blanca de cerdo o vegetal)
  • 1 pizca de sal
  • unas pocas cucharadas de agua helada
  • papel o film plástico de cocina

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


PREPARACIÓN DE LA MASA QUEBRADA O MASA BRISA:

En un bol mezcla y combina bien la harina de trigo y la sal.

Añade la manteca y la mantequilla bien fría cortadita en cubos pequeños.

Con la punta de los dedos ve mezclando todos los ingredientes hasta que te quede una mezcla homogénea y arenosa.

Añade unas pocas cucharadas de agua helada. La suficiente cantidad para que la masa se compacte y puedas formar una bola. Trata de no amasar en exceso, ya que el gluten se activa y la masa quedaría densa.

Divide la masa en dos partes iguales, las envuelves en papel o film plástico de cocina y llevas las dos bolas a la nevera por aprox. 1 hora.

Esta masa la puedes dejar de un día para otro en la nevera y también la puedes congelar cruda hasta el momento que la necesites.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 6 a 8 manzanas (si tienes tipos diferentes es ideal)
  • 100 gr. (½ taza) de azúcar moscabado o azúcar moreno
  • 2 cucharadas de harina de trigo todo uso
  • 50 gr. de cranberries deshidratados
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 1 clavo de especia o clavo de olor molido
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida

ADEMÁS NECESITAMOS:

  • leche para pincelar la superficie del pie
  • azúcar blanca para espolvorear el pie
  • 1 molde para hacer tarta o pie de aprox. 22 cm. de diámetro y 5 cm. de altura

ELABORACIÓN DEL APPLE PIE:

Pela y corta las manzanas en trozos de aprox. 1½ cm.

Muele las especias en un mortero. Para ayudarte a hacerlo más rápido y para que te quede un polvo fino, añade una pizca de azúcar. Verás que rápido y que fácil es moler especias.

En un bol, mezcla las manzanas troceadas con el azúcar moscabado, la harina de trigo, las cranberries y las especias molidas. Deja reposar y macerar por aprox. 1 hora.

Pasada la hora de reposo de la masa quebrada y de las manzanas, comenzamos con la elaboración del pie:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Prepara el molde untando mantequilla y espolvoreando harina de trigo en el fondo y en las paredes. Quita el exceso de harina.

Con la ayuda de un rodillo y sobre una superficie plana y limpia, extiende una de las bolas de masa quebrada del tamaño y la forma que necesites para cubrir el fondo y las paredes del molde. Ayúdate espolvoreando un poco de harina de trigo en la superficie para que la masa no se quede pegada.

Enrolla la masa en el rodillo y la extiendes sobre el molde. Cubre el molde y las paredes, y corta el exceso de masa.

Vierte las manzanas maceradas sobre la masa. Tal vez te parezca que es mucha cantidad, pero verás que al hornear las manzanas estas reducen su tamaño y baja un poco la tarta.

Ahora, extiende la segunda bola de masa igualmente como lo hiciste antes y cubres las manzanas. Corta el exceso de masa dejando suficiente para hacer la decoración de los bordes. Presiona un poco la masa de los bordes y sella bien de manera que al hornearla no se salga el almíbar que se forma de las manzanas.

Con la ayuda de un cuchillo bien afilado, corta varios agujeros de ventilación en la superficie de la tarta.

Pincela con leche y espolvorea azúcar blanca.

Lleva inmediatamente al horno y hornea por 30 a 45 minutos hasta que la masa esté crujiente y tenga un color dorado. Escucharás como se cocinan las manzanas dentro del almíbar que se ha formado.

Saca el pie del horno y lo dejas reposar por unos 20 minutos antes de servirlo.

Acompaña con un sabroso helado de mantecado.

Este pastel lo puedes guardar en la nevera unos 2 a 3 días. Nosotros no recomendamos congelarlo, ya que al descongelarse puede humedecerse la masa por el líquido que suelta la manzana.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!