Comparte:

Torta de merengue de grosellas rojas
90′ ¦ 6 a 8 personas ¦ dificultad

Esta tarta o torta de merengue de grosellas rojas, conocida en Alemania como Johannisbeer-Baisertorte o Johannisbeerkuchen mit Baiserhaube y en Schwäbisch, el dialecto de la región de Suabia, como “Träubleskuchen” es una divinidad.

La probé por primera vez en casa de la abuelita de mi media naranja, que vivía en un pueblito del sur de Alemania, en la frontera con Suiza y me enamoré de los sabores entremezclados del dulce, el ácido de las grosellas y el tostado de las almendras, con la textura cremosa del merengue y crujiente de la base, aunado a la frescura de la fruta.

En el momento que tu paladar siente el primer bocado se abren todos tus sentidos y solo cierras los ojos queriendo que siempre fuera verano para poder deleitarte por siempre con un postre inigualable.

¡Vamos a la receta que es muy fácil!


INGREDIENTES PARA LA BASE (MASA QUEBRADA O MASA BRISA):

  • 250 gr. de harina de trigo todo uso
  • 50 gr. de chocolate negro rallado
  • 50 gr. de almendras molidas
  • ½ cucharadita de canela molida
  • 200 gr. de mantequilla sin sal bien fría y en cubitos
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 1 molde desmontable de aprox. 28 a 30 cm. de diámetro

INGREDIENTES PARA EL MERENGUE DE GROSELLAS ROJAS:

  • 500 gr. de grosellas frescas o congeladas
  • 50 gr. de galletas tipo María molidas o bizcocho molido
  • 5 claras de huevo
  • 300 gr. de azúcar
  • 20 gr. de almendras en láminas
  • 20 gr. de azúcar glasé o nevazúcar

PREPARACIÓN DE LA BASE (MASA QUEBRADA O MASA BRISA):

Antes de comenzar con la receta queremos decirles que es muy importante no trabajar o amasar demasiado la masa para que no se vuelva una masa elástica. Esta es una masa muy sencilla y rápida de hacer.

¡Vamos a empezar!

Tamiza la harina de trigo en un bol.

Añade el chocolate rallado, el azúcar, las almendras molidas, la canela molida y mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien distribuidos.

Añade las yemas de los huevos, incorpora la mantequilla bien fría en cubitos y comienza a unir los ingredientes con la ayuda de un tenedor. Verás como comienza a formarse una mezcla arenosa.

Ahora con las manos compacta la masa solo hasta que unas todos los ingredientes.

Forma una bola con la masa, cúbrela con papel plástico transparente de cocina y llévala a la nevera a reposar por una hora. Durante este tiempo los componentes de la masa se van a unir y formarán una masa homogénea.

Prepara el molde untando las paredes con mantequilla y cubriendo el fondo con papel antiadherente para hornos. Reserva.

Pasada la hora, saca la masa de la nevera, esparce un poquito de harina de trigo sobre la encimera de la cocina y comienza a estirar la bola de masa con la ayuda de un rodillo. Forma un círculo que cubra el fondo y las paredes del molde. Trabaja rápidamente para que la masa no se caliente y se ablande.

Enrolla la masa en el rodillo y la extiendes sobre el molde. Cubre la base y los bordes. Recorta la masa sobrante.

Lleva la masa a la nevera hasta que el horno esté caliente.

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Saca la masa de la nevera y con la ayuda de un tenedor abre muchos huequitos en la base de la masa. Esto ayudará a que cuando la hornees no se levante.

Lleva la masa al horno y hornea por 20 minutos en la rejilla del medio.

Cuando tengas la base ya horneada, la sacas del horno y la dejas enfriar dentro del molde.

Tritura las galletas y cubres toda la superficie de la base. Las migas de galletas absorberán la humedad de la fruta.

Mientras tanto preparas el relleno que es muy rápido de hacer.


PREPARACIÓN DEL RELLENO:

Precalienta el horno a 200ºC / 400ºF (solo con calor de arriba).

  1. Si vas a utilizar grosellas rojas frescas, lávalas, despréndelas de las ramas y las secas bien con papel de cocina quitando toda la humedad posible.
  2. Si vas a utilizar grosellas rojas congeladas, utilízalas medio congeladas.

Monta las claras de huevo a punto de nieve. Bate hasta que se formen picos firmes.

Sigue batiendo y vas añadiendo el azúcar muy poco a poco en forma de lluvia.

Ahora, añade las grosellas rojas y con la ayuda de una espátula las vas incorporando cuidadosamente de manera que no pierdas la esponjosidad de las claras.

Cuando tengas la fruta bien distribuida la viertes sobre la base. No niveles la superficie, deja picos y desniveles.

Esparce las láminas de almendras y el azúcar glasé.

Lleva la torta al horno, la colocas en la rejilla del medio y horneas solo hasta que el merengue esté doradito, unos 10 a 15 minutos.

Saca la torta del horno y la dejas enfriar unos 10 minutos dentro del molde. Luego desmolda y la colocas en una bandeja para tortas.

¡Una vez más te deseamos buen provecho y hasta la próxima !!!