Comparte:

Bizcocho de banana

70′ ¦ 10 personas (aprox. 360 calorías por ración) ¦ dificultad

La banana o banano, conocida también como plátano o cambur, es una fruta dulce, sabrosa y muy fácil de comer, ya que basta con pelarla para degustarla en su forma más natural.

Sus propiedades nutritivas son muchas y es por eso que es muy recomendable incluirla en nuestro menú diario.

A pesar de que tiene la fama de ser muy calórica, esta fruta aporta casi las mismas calorías que las de una manzana.

Su alto contenido de potasio la hace la aliada perfecta para cuando hacemos actividad física, además es recomendable para cuando tenemos episodios de vómitos y diarrea.

Generalmente esta fruta la consumimos fresca, ya que es la mejor manera de aprovechar todos sus beneficios, sin embargo, muchas veces compramos más de lo que vamos a comer, se nos maduran muy rápidamente y terminan en la basura. Pero, ¡No las botes! El cambur es una de esas frutas que es perfecta para preparar un ponqué o bizcocho como éste que hoy les traemos. Además quedan sabrosísimos en batidos, en compotas, y fritos o asados son espectaculares.

¡Vamos a la receta que las bananas están bien maduras!


INGREDIENTES:

  • 4 bananas (cambures o plátanos) bien maduras
  • 200 gr. (1 taza) de azúcar
  • 2 sobres de azúcar vainillado o 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 200 ml. (3/4 taza) de mantequilla derretida a temperatura ambiente
  • 2 huevos enteros
  • 300 gr. (2 tazas) de harina de trigo todo uso
  • 1½ cucharadita de polvo de hornear para repostería o levadura química para repostería (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • azúcar glasé o nevazúcar para decorar
  • 1 molde rectangular de 24 cm. x 11 cm.

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.


Bizcocho de banana 2


PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 180ºC / 350ºF (arriba y abajo).

Prepara el molde con papel antiadherente o engrásalo con mantequilla y espolvorea harina de trigo.

Aplasta las bananas con la ayuda de un tenedor. Reserva aparte.

Derrite la mantequilla y déjala enfriar. Reserva aparte.

Tamiza la harina de trigo, el polvo de hornear o levadura química (tipo Royal) y la sal. Reserva aparte.

En un recipiente grande bate con la batidora eléctrica para tortas, la mitad de las bananas aplastadas con el azúcar y la vainilla por 3 a 4 minutos o hasta que el azúcar se haya disuelto completamente y alcances una crema suave y esponjosa.

Añade los huevos uno a uno y la mantequilla derretida, y sigue batiendo.

Incorpora en varias etapas la mezcla de harina de trigo, polvo de hornear y sal. No debes batir mucho, solo hasta que los ingredientes estén integrados.

Para finalizar y con la ayuda de una espátula, agrega el resto de las bananas aplastadas e integras bien con movimientos envolventes.

Vierte la mezcla en el molde y dale unos golpecitos contra la encimera de la cocina para que no queden burbujas de aire en la mezcla.

Hornea por 60 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palito de madera, éste salga limpio.

Saca el ponqué del horno, espera unos 5 minutos antes de desmoldarlo.

Desmolda y deja enfriar bien antes de cortarlo.

Antes de servir espolvorea y decora con azúcar glasé.

Nuestro consejo: Este ponqué lo puedes congelar sin ningún problema. Solo lo cortas en raciones, lo metes en una bolsa plástica para congelar, la cierras bien y listo; tendrás un sabroso manjar para cuando te provoque.

¡Esperamos lo disfrutes, que tengas buen provecho y hasta la próxima ¡!!!