Comparte:

Kale salteada
20′ ¦ 2 personas ¦ dificultad

Esta receta de kale salteada es muy fácil, rápida y super nutritiva que aportará a tu organismo un sinfín de beneficios.

La Kale, también conocida como col rizada, col berza o col crespa, es un vegetal de hoja bastante larga, de color verde oscuro intenso y bastante rizada que pertenece a la familia de las coles o repollos. Se puede comer cruda en ensaladas, batidos o smoothies, salteada en aceite de oliva, al vapor, hervida, o dentro de sopas, guisos y potajes.

Actualmente, este alimento está de moda culinaria y es considerado un “superalimento” dado a todos los beneficios que ofrece a nuestro organismo. Es rica en proteínas, fibra, vitaminas A, C, K, E, B6, ácido fólico, hierro, potasio, calcio y fósforo entre muchos nutrientes. Además, tiene propiedades depurativas, antiinflamatorias, reguladoras del colesterol y es de bajo aporte calórico.

En países como Estados Unidos y Alemania la kale es un alimento que se ha cultivado y consumido desde hace mucho tiempo y se consigue ya lista y envasada en muchos supermercados. En Alemania, esta variedad de col es recolectada en los meses de mucho frío y de heladas nocturnas de otoño e invierno. Se espera a que sus hojas se congelen para cultivarla, lo cual produce una transformación en los azúcares consiguiendo un sabor menos amargo del producto.

Es un alimento de muy fácil utilización en la cocina con el cual podemos elaborar un sinfín de recetas.

¡Incorpóra la kale a tu dieta semanal!


INGREDIENTES:

  • 200 gr. de kale (col rizada, col berza o col crespa)
  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 de pimentón (pimiento) rojo
  • 1/4 de cebolla mediana
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta negra recién molida a tu gusto
  • granada para decorar (puedes sustituir por cualquier fruta seca que tengas a mano como orejones, ciruelas, arándanos o cranberries, etc.)

Tablas de equivalencias de ingredientes líquidos e ingredientes secos.

Tabla de calorías.


PREPARACIÓN:

Lava y corta el kale.

En una sartén con un poquito de aceite de oliva, rehoga el ajo, la cebolla y el pimentón (pimiento) rojo en brunoise hasta que esté traslúcido.

Introduce la kale y saltea a fuego medio durante unos 8 a 10 minutos.

Cuando veas que las hojas están suaves, condimenta con sal y pimienta negra recién molida a tu gusto.

Sirve y decoras con las semillas de granada.

Acompaña con arroz blanco, con puré de papas, con pasta, con carne, pollo o pavo. Nosotros acompañamos esta receta con unos Spätzle recién hechos.

Nuestros consejos:
– La kale la puedes disfrutar fresca en ensaladas, en batidos o smoothies, en tortillas, guisos, sobre pizzas, en sopas o potajes.
– Al tener un sabor amargo sintoniza perfectamente con sabores dulces como la fruta de la granada o frutos secos como los orejones, los arándanos, las ciruelas o las pasas.
– Cuando compres kale ten en cuenta de que sus hojas deben tener un color vivo y estar tersas y firmes.
– Para conservarlas es mejor dentro de una bolsa para alimentos en la nevera.

¡Una vez más te deseamos un buen provecho y hasta la próxima !!!